¿Las neuronas Pokémon? Científicos encuentran una zona especial en el cerebro de fanáticos del videojuego

theverge.com

 

Un equipo de neurobiólogos estadounidenses encontró, en una curiosa investigación, un grupo especial de neuronas que tienen los fanáticos del videojuego Pokémon. Un estudio que se publicó en Nature Human Behavior reveló que aquel grupo de neuronas les ayudan a reconocer a los Pokémon. 

Los seres humanos saben reconocer los objetos gracias a los mecanismos de especificación de las neuronas. Cuando nos muestran un objeto particular, las neuronas de zona determinada empiezan a procesarlo. Es curioso que las personas diferentes emplean la misma área para reconocer cifras, rostros, sitios o algo más. Una de las cuestiones principales de neurobiología está relacionada con la formación de esas zonas y con su ubicación en el cerebro humano. 

Es posible que las neuronas se formen cada vez que vemos un objeto nuevo. Los científicos llegaron a esa conclusión cuando hicieron una prueba con fotos de Jennifer Aniston. Cada vez que mostraban las fotos de diferentes estrellas de la serie Friends a voluntarios, tenían los mismos mecanismos de reacción en la corteza cerebral.

 

Los fanáticos, fáciles de atrapar

Los investigadores de la Universidad de Stanford hicieron un estudio similar, pero con las personas que jugaron Pokémon de Nintendo en su niñez. Este videojuego fue lanzado a la venta por primera vez en Japón durante 1996 y era muy popular en los noventa. Era importante para los científicos que las imágenes de los Pokémon son bastante específicas y casi no se encuentran en nuestra vida cotidiana, por lo que pertenecen a un grupo de objetos completamente separado de la realidad. 

Según el reporte, no fue tan difícil encontrar a los fanáticos. Todos los 11 participantes de la prueba luego admitieron que jugaban a Pokémon durante varias horas cada día cuando tenían entre 5 y 8 años. Los neurobiólogos utilizaron la resonancia magnética para entender como el cerebro responde a las imágenes de Pokémon.

Descubrieron que toda la actividad cerebral en esos momentos se centró en una zona pequeña detrás de la oreja que se llama el surco occipitotemporal. Al mismo tiempo el otro grupo de los participantes que no jugaba a Pokémon en su niñez no tenía reacción específica cuando les mostraban los personajes. En cuanto a otros objetos, como rostros, animales o coches, la reacción de todos los voluntarios fue exactamente la misma. 

 


Las imágenes mostradas a los participantes de la prueba 
Jesse Gomez et al / Nature Human Behaviour 2019

Gracias a resultados de la prueba los científicos confirmaron que las zonas del reconocimiento se desarrollan a edades tempranas. Además, los resultados muestran que nuestra visión central se adapta a una experiencia repetida que tenemos. 

Anteriormente un equipo de investigadores españoles encontró evidencia de que las personas generan neuronas hasta la vejez, aunque estudios previos sugieren que la generación neuronal no ocurre en el hipocampo después de la infancia. 

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.