Obesidad rural: las personas del campo ganaron más peso que en la ciudad durante los últimos 30 años

obesity.home.blog

Tendemos a pensar que la vida en la aldea es más tranquila y, por supuesto, mucho más sana que en la ciudad. Sin embargo, un estudio reciente publicado en la revista Nature rompe nuestros estereotipos sobre el paraíso rural. Según el reporte, en los últimos 30 años el índice de masa corporal (IMC) de la gente que vive en el campo ha aumentado tan rápido o incluso más rápido que el IMC de los ciudadanos.

Esa afirmación corresponde con la tendencia global. El IMC ha aumentado constantemente de 1975 a 2014, según los estudios anteriores. En cuanto a los hombres, aumentó de 21.7 a 24.2, y para las mujeres, de 22.1 a 24.4. En general la prevalencia de bajo peso se ha reducido, mientras que la prevalencia de obesidad ha aumentado.

Un mito desterrado  

Majid Ezzati de Escuela Imperial de Londres y unos especialistas en salud pública de  NCD Risk Factor Collaboration dedicaron su estudio a la creencia generalizada de que en las ciudades el IMC es más alto y la obesidad es más frecuente. De acuerdo con los estereotipos ya formados, la gente en la ciudad come más comida rápida, utiliza el transporte en vez de caminar y tiene trabajo sedentario. Para comprobar esas afirmaciones, los científicos examinaron más de 2000 estudios que incluyeron 112 millones de participantes de 200 países. 

Los resultados muestran que entre los años 1985 y 2017 más de un 55% del aumento global del IMC correspondió a las zonas rurales. En las regiones pobres las cifras son mucho más impresionantes — hasta un 80%. El crecimiento promedio del IMC en áreas rurales aumentó en 2.1 kg/m² para mujeres y hombres que viven en el campo, mientras que en las ciudades es 1.3 y 1.6 kg/m², respectivamente. Si no tenemos en cuenta las mujeres en el África subsahariana, en todas las regiones el IMC en la aldea aumenta tan rápido como en las ciudades o incluso más. 

Al terminar su trabajo, los científicos prepararon unas ilustraciones que ofrecen un panorama actualizado de obesidad. También presentaron sus pronósticos sobre el nivel de obesidad probable de 2025. 

EZZATI ET AL. NATURE 2019

Los autores del artículo creen que los aldeanos en áreas pobres han pasado de la falta de alimentos a los alimentos poco saludables. Según los científicos, hay que prestar más atención a ese problema en los programas internacionales para la erradicación del hambre.

De acuerdo con una investigación estadounidense de 2017, las personas obesas o con sobrepeso en algún momento de su vida adulta tienen un riesgo mayor de muerte por enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras causas. El otro trabajo científico muestra que la obesidad provocó un 47% más de años de vida perdidos que el tabaco y la presión arterial alta.

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.