Estrés provocado por la muerte de un amigo cercano dura cuatro años

La muerte de un amigo cercano provoca un empeoramiento de salud física y mental y afecta la calidad de las interacciones sociales. Además, los estados graves causadas por pérdida trágica pueden durar hasta los cuatro años, afirmó un equipo de investigadores australianos. Su investigación, publicado en la revista PLoS One, tomó 13 años. Cuenta con datos de 26 mil australianos, de los cuales los 9.6 mil perdieron sus amigos. 

¿Cómo la muerte de amigo cercano afecta nuestra vida?

La muerte de seres queridos es un acontecimiento muy traumático, pero al procesar su dolor gradualmente podemos adaptarnos a la pérdida. Sin embargo, la duración de este proceso se debe a muchos factores, como el estado mental y la edad de la persona que ha perdido a su amigo, las circunstancias de la muerte y sus relaciones con el difunto. 

La mayoría de los estudios sobre la muerte de persona cercana está dedicada a la pérdida de familiares: uno de los padres, niño, marido o mujer. Pero la muerte de un amigo cercano no ha sido tan estudiada.

 

Tras la pérdida nuestra condición depende de conexiones sociales

Ahora, Wai-Man Liu y sus colegas de la Universidad Nacional Australiana decidieron prestar más atención a este problema. De 2002 a 2015 entrevistaron a más de 25,500 personas mayores de 15 años. Los preguntados tenían que responder a las preguntas sobre la muerte de sus amigos cercanos. Principalmente, se recopiló datos sobre su sexo, edad, salud mental y física, carácter, creencias religiosas y posición social.

Durante los 13 años de la investigación las 9,586 personas se enfrentaron con la muerte de un amigo cercano. Luego los científicos compararon sus respuestas con el otro grupo, utilizando un método estadístico.

Descubrieron que la calidad de la vida de los que habían sufrido una pérdida de amigos o amantes se redujo considerablemente. Además encontraron que ese efecto puede durar hasta los cuatro años, en mayor medida por personas que inicialmente tuvieron un nivel de actividad social relativamente bajo. Los científicos afirman que para ellos la pérdida de amigo cercano es un evento mucho más traumático, puesto que su círculo social ya es bastante pequeño. Por el contrario, los que tienen más conexiones sociales poseen las condiciones para procesar su dolor en un tiempo más corto.

 

Cómo sobrevivir el crisis

La pérdida de amigos generalmente se considera menos traumática que la muerte de un pariente cercano o amante. Pero los autores de la investigación insisten que tiene un impacto muy parecido. Por el nivel de impacto en la salud mental y física de un evento de esa naturaleza, las personas que se han enfrentado con la muerte de amigos tienen que respetar las emociones que aparecen en vez de devaluarlas. Sería mejor visitar un psicólogo para lidiar con el estrés. 

Anteriormente los científicos de Yale encontraron un biomarcador que alerta del riesgo de suicidio entre las personas con síndrome de estrés postraumático, que aparece como consecuencia de experimentar un evento emocional severo, incluso a la muerte de un amigo o familiar. 

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.