Monsanto multada con más de 2 mil millones de dólares por supuestamente causar cáncer a una pareja

Flickr 

En agosto del año pasado, un tribunal estadounidense condenó a Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares por daños y perjuicios a un jardinero de 49 años que sufre de cáncer terminal y que asegura fue causado a su exposición a un herbicida de la multinacional. Ahora, otro tribunal le ha ordenado a Monsanto a pagar más de 2 mil millones de dólares a una pareja por un caso también de cáncer.

Un jurado en Oakland, California (EE.UU.) dictaminó que Monsanto de la farmacéutica alemana Bayer, era responsable del cáncer de linfoma no Hodgkin (LNH) de Alva y Alberta Pilliod. El jurado ordenó a la compañía pagar mil millones en daños a cada uno y más de 55 millones de dólares en daños compensatorios.

El supuesto causante del mal es el herbicida Roundup, que, de acuerdo a los jueces, está vinculado al LNH, un cáncer que afecta el sistema inmunológico. Los jurados han dictaminado repetidamente que Roundup se diseñó de manera defectuosa, que la empresa no advirtió a los consumidores sobre los riesgos de cáncer y que Monsanto actuó de manera negligente.

Documentos internos

Según The Guardian, el caso ha descubierto documentos internos de Monsanto que, de acuerdo a los abogados de los demandantes, revelan las formas en que la compañía ha "intimidado" a los científicos a lo largo de los años y ha ayudado a escribir “investigaciones fantasma” que defienden la seguridad del glifosato, el ingrediente principal de Roundup.

Los documentos internos descubiertos en los juicios han demostrado una estrecha relación de Monsanto con los reguladores estadounidenses. Las demandas comenzaron a acumularse luego de un fallo clave de 2015 de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, que dijo que el glifosato era "probablemente carcinogénico para los seres humanos".

Por su parte, Monsanto y su empresa madre Bayern han argumentado que el famoso herbicida es seguro y que están apelando al veredicto. Además. citó la continua aprobación del glifosato por parte de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) y "el consenso entre los principales reguladores de salud a nivel mundial de que los productos a base de glifosato se pueden usar de manera segura y que el glifosato no es carcinógeno”.

Finalmente, los abogados de los Pilliods han argumentado que "Monsanto nunca ha tenido ningún interés en averiguar si Roundup es seguro”. "En lugar de invertir en ciencia sólida, invirtieron millones en atacar a la ciencia que amenazaba su agenda comercial", dijo el abogado R. Brent Wisner, en una declaración después del veredicto.

Los Pilliods, de unos 70 años, utilizaron Roundup durante más de 30 años en su casa y otras propiedades. En 2011, Alva fue diagnosticado con LNH sistémico en sus huesos, el cual se extendió a su pelvis y columna vertebral, y a Alberta se le diagnosticó cáncer cerebral de LNH en 2015. Ambos están en remisión pero testificaron sobre el daño duradero del cáncer.

Este último juicio pone en duda las usuales afirmaciones de que el glifosato era un compuesto seguro y que su relación directa con el cáncer era improbable, si no imposible.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.