La vida de Grumpy Cat no era un chiste: el meme que te hacía reír era resultado de su enfermedad

Grumpy Cat, traducido como gato gruñón, acaba de morir. Al ser uno de los gatos más famosos de Internet, millones de personas lamentan su deceso, recordando al animal que aparecía en innumerables memes haciéndolos reír. Pero la vida de Tardar Sauce, así se llama el curioso felino de Arizona, EEUU, no era un chiste. Lo que no impidió, por su puesto, que se convirtiera en un icónico meme. 

Apenas pasando los 7 años el día de su muerte, Grumpy Cat ya tenía más de un lustro siendo toda una celebridad. En la más reciente actualización sobre su vida, en el que se informa de su fallecimiento, dice textualmente “ayudó a millones de personas en el mundo a sonreir”.

Los dueños de Tardar Sauce, que se hizo famoso en el 2012 por un post de Reddit, informaron que el gesto adusto del gato (precisamente lo que lo hizo famoso) se debía no a una gracia para lo que estaba entrenado ni a una foto editada, sino a su tamaño, el que responde a una condición genética llamada enanismo felino.  

 

¿Qué es el enanismo felino?

Un gato enano es cualquier gato doméstico que tiene la condición de enanismo debido a una mutación genética. A diferencia de los gatos de tamaño normal que tienen proporciones normales, los gatos enanos muestran síntomas de osteocondrodisplasia: trastornos genéticos del hueso y el cartílago, que generalmente se manifiestan como patas notablemente cortas. Sí, ese era Grumpy Cat.

Desde mediados del siglo XX, las razas de gatos con enanismo incorporado se han desarrollado para la venta comercial. La ética de su crianza selectiva se debate acaloradamente, y muchos países la prohíben como crueldad hacia los animales.

Las osteocondrodisplasias, también llamadas displasias óseas, son un conjunto de enfermedades de origen congénito que producen una alteración en el tamaño forma o resistencia de los huesos, sobre todo de las extremidades y la columna vertebral. Pueden afectar a humanos, pero como vemos en el caso del felino gruñón, también puede afectar a los gatos domésticos. 

 

Controversia

Por estas razones, existe una controversia sobre las mascotas con este tipo de condición. Si bien la International Cat Association (TICA) reconoce razas enanas de gatos como los Munchkin o los Minuet, otras razas propuestas como el Skookum y el Bambino no tienen reconocimiento. 

Pese a lo anterior, la mayoría de registros de gatos y asociaciones de mascotas no reconocen a ningún gato enano como una raza legítima. Estos animales incluso están excluidos de concursos de mascotas o espectáculos. Son principalmente aceptados en los EE.UU. 

En la europea Fédération Internationale Féline, por ejemplo, se prohíben las razas de gatos enanos, y se refiere al Munchkin como un ejemplo de manipulación inaceptable de “la enfermedad genética. También los prohíbe el Convenio Europeo para la Protección de Animales de Mascota y han sido condenados enérgicamente en la revista británica Cat World. 

Incluso en Estados Unidos, la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales advierte a sus miembros “mantenerse atentos” frente a un mercado pequeño pero en expansión. 

Pero no era todo. El gato ícono también tenía maloclusión, es decir, un mal alineamiento de dientes. 

Pese a sus imperfecciones y dolencias, el gato se convirtió en una perfecta figura de la era del Internet. The Official Grumpy Cat, su cuenta de Facebook, tiene más de 8 millones de Me gusta. Grumpy Cat apareció en la portada de The Wall Street Journal el 30 de mayo de 2013​ y en la portada de la edición del 7 de octubre de 2013 del New York Magazine.  Sin embargo, es preferible no confundirse, y mirar con un ojo atento la crianza y apareamiento intencionado de gatos con este tipo de condiciones. 

 

Daniel Meza

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.