Venera-D: misión ruso-americana a Venus ya tiene fecha de inicio

JPL / NASA

El 29 de mayo, una reunión del Consejo Espacial de la RAS dio a conocer nuevos detalles sobre la preparación de la misión internacional de investigación Venera-D. Oleg Korablev, Director Adjunto del Instituto de Investigación Espacial dijo que la fecha propuesta es entre 2029 y 2031 con un costo de aproximadamente 260 millones de dólares.  

Venus y la Tierra son similares en muchos aspectos: tienen aproximadamente el mismo tamaño, masa, densidad y velocidad orbital. Sin embargo, las condiciones físicas en Venus son sorprendentemente diferentes: la temperatura en su superficie es de aproximadamente 470°C y la presión es 92 veces más alta que la de la Tierra. Las atmósferas de los planetas también son diferentes, en Venus la densa envoltura de gas está compuesta casi en su totalidad por dióxido de carbono, que crea un poderoso efecto invernadero que mantiene una alta temperatura de la superficie.

Los estudios de Venus son importantes tanto en el contexto de la formación de planetas, como en términos de investigación climática, porque los resultados de las observaciones de un estado tan extremo de la atmósfera ayudarán a comprender mejor la evolución a largo plazo de las condiciones climáticas en la Tierra.

Venus fue investigado por muchas sondas automáticas, desarrolladas principalmente en la URSS, que, entre otras cosas, aterrizaron con éxito en su superficie. En los últimos años, los orbitadores, como la sonda europea Venus Express y la estación japonesa Akatsuki, están estudiando principalmente el planeta.

Nuevo proyecto

“Venera-D” es un proyecto ruso de una sonda de descenso interplanetario. En 2013, se formó el Equipo de Definición Científica Conjunta del proyecto, y desde 2015, científicos rusos, junto con sus colegas estadounidenses, han estado trabajando activamente en el proyecto de la sonda.

De acuerdo con la versión actual, el Venera-D debe consistir en un módulo de descenso, un módulo orbital, una estación de aterrizaje de larga duración y una sonda atmosférica, y también se está considerando la posibilidad de incluir subsatélites adicionales. Se supone que la nave entrará en una órbita altamente elíptica, y dos pequeños subsatélites estarán en los puntos de libración. "Teniendo en cuenta el ciclo de desarrollo, y el de fabricación, la fecha de inicio real puede ser 2029 o 2031", dijo Korablev. Está previsto que el dispositivo sea lanzado por el vehículo de lanzamiento Angara-5.

El tiempo estimado de recolección de datos activos por parte del módulo de aterrizaje principal, diseñado para analizar la superficie del planeta, es de al menos 2-3 horas. Los desarrolladores, por lo tanto, van a romper el récord de las estaciones soviéticas que trabajaron en la superficie de Venus durante una hora y media.


La estructura propuesta del dispositivo con una indicación de las herramientas científicas básicas y elementos estructurales.
Roskosmos.ru

El módulo orbital en órbita polar con un período de un día terrestre debe durar al menos tres años. Junto con el módulo de descenso principal con una carcasa aislada térmicamente, se planea lanzar una pequeña sonda desarrollada NASA basada en electrónica de alta temperatura. Estará equipado con un número menor de instrumentos, pero podrá realizar observaciones a largo plazo durante más de 60 días terrestres.

Las tareas científicas del aparato serán estudios complejos de la atmósfera y la composición del suelo, la búsqueda de actividad volcánica y el estudio de la disipación atmosférica bajo la acción del viento solar. Por el momento, no se ha tomado la decisión sobre el sitio de aterrizaje, pero las regiones polares se están considerando, ya que todos los desembarques exitosos anteriores se realizaron en regiones ecuatoriales. Al aterrizar cerca de los polos, se proporcionará visibilidad de radio y la posibilidad de transmitir información al módulo orbital.

Korablev resaltó la alta calidad de los materiales preparados por el grupo científico y dijo que el proyecto estaba completamente listo para el inicio del trabajo de desarrollo. Según él, la financiación del proyecto debería solicitarse ya este año, para que en 2020 se pueda proceder al diseño preliminar. El Consejo del Espacio decidió preparar una apelación correspondiente sobre la asignación de fondos a la gerencia de Roskosmos.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.