Escocia: acaba de ser hallada una isla artificial más antigua que Stonehenge

Foto aérea de la isla fortificada, llamada "crannog", en Loch Bhorgastail
Duncan Garrow y Fraser Sturt / Antiquity, 2019

 

En las Islas Hébridas Exteriores que se ubican en el noroeste de Escocia los arqueólogos encontraron dos islas artificiales, también conocidas como crannog. De acuerdo a un artículo publicado en Antiquity, las islas fueron construidas en el Neolítico, y las cerámicas encontradas allí se datan alrededor de 3,3-3,6 mil años a.C. Eso significa que los crannogs podrían ser más viejos que Stonehenge (3 a 2 mil años a.C.), uno de los monumentos más misteriosos del mundo. 

En Escocia, Gales e Irlanda el término "crannog" se refiere a una isla parcialmente o totalmente artificial, construida en el río o en el lago. Se utilizaron como viviendas desde el Neolítico hasta los siglos XVII-XVIII. El crannog típico fue una construcción de plataformas de madera, colocadas sobre pilares instalados en aguas poco profundas. En la plataforma se construían casas de troncos o túmulos de piedra. La mayoría de los crannogs, alrededor de 1200, se ha conservado en Irlanda. y en Escocia solo hay 347 de ellos. Hasta el momento, los arqueólogos han creido que Eilean Domhnuill, construido cerca de las Hébridas Exteriores entre 3.650 y 2.500 aC, es el crannog más antiguo de los preservados. 

 

La pista: unas ollas de barro

Sin embargo, en 2012 se descubrió que Eilean Domhnuill no era el crannog más antiguo en las Hébridas Exteriores. Un hombre local Chris Murray, quien es un ex submarinista de la Marina Real británica, encontró unas ollas de barro bien preservadas durante uno de sus buceos cerca de una pequeña isla deshabitada. Luego Murray denunció su descubrimiento a Mark Elliott, un empleado del museo de historia local en Stornoway. Los hombres se unieron para bucear cerca de Lewis y Harris, la isla más grande de las Hébridas Exteriores. Juntos descubrieron más cerámica antigua del Neolítico. 

Una de las jarras encontradas por Chris Murray
Duncan Garrow y Fraser Sturt / Antiquity, 2019

 

En 2016-2017, los arqueólogos bajo el liderazgo de Duncan Garrow de la Universidad de Reading se unieron a la búsqueda. Realizaron investigaciones en tres bahías cerca de Lewis y Harris utilizando sonares, batimetría, fotogrametría aérea y subacuática. Gracias a esto, los arqueólogos encontraron dos islotes. Uno de ellos de 22 × 26 metros de tamaño, ubicado en Loch Bhorgastail, era completamente artificial. El otro (19 × 17 metros) fue construido en un acantilado en Loch Langabhat.

 

Más viejos que Stonehenge

Para construir ambas islas los antiguos habitantes de las Hébridas Exteriores usaron piedras de hasta 250 kilogramos y también troncos que no se conservaron. Cerca de esos crannogs los investigadores encontraron muchas ollas de barro que se datan entre 3.640 y 3.360 a.C., lo cual significa que son más viejos que Stonehenge. Ese monumento, a su vez, fue construido dos o tres mil años antes de nuestra era. 

A principios de ese mes, los arqueólogos presentaron la reconstrucción de una impresionante fortaleza del siglo III en Escocia, que fue construida por un grupo humano denominado pictos. Los residentes posiblemente la abandonaran a finales del siglo IV o principios del siglo V.

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.