"Hayabusa-2" estudió el lugar para tomar la segunda muestra de suelo del asteroide

JAXA, Chiba Institute of Technology, University of Tokyo, Kochi University, Rikkyo University, Nagoya University, Meiji University, University of Aizu, AIST 

La sonda Hayabusa-2 filmó completamente el área de trabajo cerca del cráter de impacto artificial en el asteroide Ryugu, del cual se puede tomar una segunda muestra de suelo. El equipo de la misión identificó un lugar desde el cual es seguro despegar, pero aún no se ha decidido cuándo se llevará a cabo la operación, según el sitio web de la misión.

Desde junio del año pasado, la sonda robótica Hayabusa-2 ha estado operando en órbita alrededor del asteroide de 500 metros Ryugu. En la segunda mitad de 2018, la estación aterrizó dos módulos descendentes MINERVA-II y un módulo MASCOT (Mobile Asteroid Surface Scout) en la superficie de Ryugu, y luego realizó la primera operación de recolección de suelo, disparando una bala de tantalio a la superficie del asteroide en el momento de la aproximación más cercana. Luego, utilizando el dispositivo de recolección en el suelo recolectó polvo y los pequeños fragmentos de roca que se levantaron.

A principios de abril de 2019, el dispositivo dejó caer el penetrador SCI (Small Carry-on Impactor) compuesto por una cubierta de cobre de 2.5 kilogramos y una carga explosiva de 4.5 kilogramos, lo que llevó a la creación de un cráter de impacto artificial. Todo este proceso fue captado por las cámaras a bordo y de descenso, y pronto la estación logró ver el área donde se formó el cráter.

Acercamiento

Después de la creación del cráter, la estación realizó cuatro aproximaciones sobre su superficie, durante las cuales tomó fotografías del terreno y dejó caer un marcador de designación de objetivo cerca del cráter, que será necesario durante una nueva operación de adquisición de suelo. La última operación de este tipo, que tenía la designación PPTD-TM1B, se llevó a cabo del 11 al 13 de junio de 2019, como resultado, la estación pudo alcanzar una altura mínima de unos 35 metros y obtener 28 fotografías durante el descenso utilizando la cámara a bordo. Dada la abundancia de rocas en la superficie, el equipo de la misión llegó a la conclusión de que era necesario orientar la estación durante el descenso lo más cerca posible del marcador.

Esta reducción fue la etapa final de preparación para la segunda operación de toma de muestras del suelo, pero hasta ahora no se ha tomado una decisión sobre el momento de su implementación. A los investigadores les queda poco tiempo (alrededor de un mes) ya que el asteroide se acerca al Sol, por lo que la decisión debe tomarse pronto.

Anteriormente dijimos que, gracias a la estación, los científicos descubrieron que Ryugu resultó ser una "pila de escombros" medio hueca. Además, el asteroide es el más oscuro de todos los cuerpos celestes visitados por naves espaciales, y también puede ser un remanente de un cuerpo celeste más grande con un núcleo radioactivo.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.