Si tu gato trae sus presas a tu casa, este curioso dispositivo se lo impedirá

Ignite Seattle / YouTube

¿Tu gato tiene la mala costumbre de traer pericotes o avecillas muertas a casa? Un programador estadounidense desarrolló e instaló en su casa una puerta inteligente para gatos domésticos con una particular característica. El pequeño dispositivo desempeña un papel importante, puesto que no le permite al gato volver a casa con su presa.

La puerta, que funciona gracias a una cámara instalada cerca y un algoritmo entrenado para reconocer a un gato con un animal muerto entre sus dientes, fue presentada por su creador en la conferencia Ignite Seattle.

Ben Hamm, así se llama el creador de la puerta, utilizó algoritmos de redes neuronales para protegerse de las ocurrencias de su gato, quien constantemente traía sus presas...¡a su cama! 

Para entrenar a los algoritmos, el ingeniero usó la cámara Amazon DeepLens y el servicio en la nube SageMaker. Además, utilizó la placa Arduino y una cerradura conectada a ella para bloquear la pequeña puerta diseñada para el gato.

 

Inteligente y caritativo

Todo el sistema está organizado de manera muy simple. Si la cámara reconoce la presa en los dientes del gato, le impide entrar en casa y bloquea la puerta durante 15 minutos.

Además, en este caso, el sistema envía una pequeña donación a la organización sin ánimo de lucro que protege las aves, llamada la Sociedad Nacional de Audbon. 

Puesto que no había conjuntos de datos disponibles públicamente para resolver esa tarea, el ingeniero tuvo que crear el conjunto de datos por sí mismo. Dejó la cámara encendida y recogió casi 23 mil fotogramas. Hamm debía a marcarlos manualmente, dividiéndose en cuatro clases: imágenes sin gato, imágenes con gato que iba a casa o salía de allí, y también imágenes con gato que tenía presa.

El trabajo de los tres modelos entrenados, a su vez, tiene varias etapas. En primer lugar, la cámara determina la presencia de un gato frente a ella. Luego identifica si va a la puerta y solo entonces toma la decisión sobre el bloqueo de la puerta.

Cabe señalar que en la mayoría de los casos el gato apareció frente a la cámara sin presa, por eso en el conjunto de datos había solo 260 fotogramas con la presa. Para comparar, cada una de las otras tres clases en el conjunto de datos contaba con más de seis mil imágenes.

Tal desequilibrio durante el entrenamiento del algoritmo y la cantidad limitada de fotogramas con presa dificultaron el funcionamiento de la red neuronal al inicio. Sin embargo, durante las cinco semanas de su funcionamiento el sistema solo se equivocó una vez, cuando impidió a entrar al gato que no tenía ningún presa. Al mismo tiempo, reconoció correctamente al gato con animal muerto en cuatro de cinco casos.

 

Gatos y algoritmos

Curiosamente, un proyecto similar que se implementó en 2002 utilizó dispositivos mucho más simples sin algoritmos de redes neuronales. En aquel caso se utilizó un método en el que un gato se iluminó con una linterna, mientras que un algoritmo simple analizó la forma de su sombra a través de la cámara digital.

Aparte de ser nuestras queridas mascotas, los gatos son unos depredadores muy peligrosos que pueden afectar a la biodiversidad muy significativamente. Por ejemplo, en Australia los gatos locales, tanto domésticos como salvajes, matan a más que 1,14 mil millones de mamíferos, incluso los que están en peligro de extinción. Por eso las autoridades del país permiten a cazar a los gatos y hasta lo alientan.

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.