Una misteriosa ciudad bíblica de tiempos de David es descubierta en Israel [VIDEO]

Marten de Vos (1532-1603). La historia de David y Saúl

Museo Británico

 

De acuerdo a Jerusalem Post, arqueólogos israelíes y australianos creen haber encontrado las ruinas de la ciudad filistea de Siclag, que fue mencionada en la historia bíblica del rey David. Los rastros del antiguo asentamiento se ubican en el sur de Israel y se remontan a los siglos XI-XII a.C. Según la Biblia, uno de los gobernadores antiguos filisteos le dio esta ciudad a David para que se escondiera del rey Saúl.

Siclag, el asilo del rey David

Siclag, se presumía, estaba ubicada en el desierto de Néguev en el sur de Israel moderno. Según Samuel, uno de los libros del Antiguo Testamento de la Biblia, Siclag fue una de las trece ciudades filisteas de la herencia de Simeón que quedó dentro del territorio de Judá. En la época de David fue gobernado por el rey Aquis de Gat (1 Samuel 27:2-6).

Cuando David, huyendo de la persecución del rey Saúl, llegó a Gat, Aquis le permitió gobernar la ciudad de Siclag. David la usó como base para campañas militares contra las tribus vecinas, incluidos los amalecitas. Una vez, cuando los guerreros judíos estaban fuera de la cuidad, los amalecitas atacaron a Siclag, lo quemaron y llevaron a los habitantes a la esclavitud. Tras volver al asentamiento devastado, David les persiguió y rescató a los prisioneros. Después de reinar en Siclag, David fue coronado en Hebrón, tras la muerte de Saúl.

¿Dónde se ubica la ciudad bíblica?

Anteriormente, los arqueólogos pensaban que Siclag se ubicó en el territorio de la ciudad nabatea de Haluza o cerca a los restos del antiguo asentamiento Tel Zayit en el sur de Israel. Sin embargo, en ninguno de ellos lograron encontrar las ruinas de los pueblos filisteos ni judíos.

Pero recientemente los investigadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel, la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad de Macquarie de Australia descubrieron tales huellas cerca de localidad de Khirbet Al Rai que está situada cerca de Kiryat Gat, en el centro de Israel.

En este lugar encontraron rastros del asentamiento filisteo que existió en los siglos XI-XII a.C. y probablemente fue destruido por el fuego. Por ejemplo, allí se ubican las ruinas de grandes edificios de piedra, así como cerámica filistea parecida a los artefactos encontrados en los antiguos ciudades filisteos de Ascalón y Gat. 

Además, los científicos descubrieron en Khirbet Al Rai un asentamiento de principios del siglo X a.C. En las ruinas de los edificios encontraron platos de cerámica y vasos  para almacenar vino y aceite, idénticos a los artefactos encontrados en la fortaleza judía de Khirbet Qeiyafa, ubicada a 30 kilómetros de Jerusalén.

Recientemente, el análisis de ADN mostró que el pueblo filisteo, al parecer, tuvo su origen en inmigrantes de ascendencia europea, que aparecieron en el Levante 3.3–3.1 mil años atrás. Pero, como descubrió la paleogenética, en dos siglos la "herencia" europea terminó siendo reemplazada por una mezcla levantina-iraní.

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.