Hace 9.000 años existió este asentamiento neolítico, y fue el más grande del Levante Mediterráneo

Yaniv Berman / Autoridad de Antigüedades de Israel

 

Arqueólogos encontraron un asentamiento neolítico en los suburbios de Jerusalén. Según Times of Israel, fue fundado hace unos 9.000 años y tenía la población de 1.5-3 mil habitantes que se dedicaban a la agricultura y la ganadería. De acuerdo con científicos que trabajan en el sitio, es el mayor asentamiento neolítico encontrado hasta ahora en Israel y el Levante mediterráneo.


​​​​​​El Levante geográfico. Suelen estar incluidos los países de Siria, Líbano, Israel, Palestina y Jordania. La región de Hatay (Turquía) y la isla de Chipre (con Chipre) también se consideran parte. Otras fuentes incluyen la península del Sinaí (Egipto) y Ambar (Irak). Históricamente se solía incluir la zona africana de Egipto, el este de Libia, la península asiática de Anatolia, la región europea de Tracia Oriental (Turquía) y toda Grecia.

 

Asentamiento de 9.000 años 

La ciudad moderna de Motza se encuentra en las cercanías de Jerusalén. En la antigüedad allí se ubicaba un asentamiento judío que tenía un templo construido en el siglo IX a.C. Motza se menciona en el libro de Josué, la segunda de las tres partes en que se divide el Tanaj y sexto libro del Antiguo Testamento.

Recientemente, los empleados de la Autoridad de Antigüedades de Israel encontraron los restos del asentamiento antiguo cerca de Motza. Inicialmente fueron hallados durante los trabajos de construcción en 2018. Según los arqueólogos, el asentamiento apareció hace unos 9.000 años y alcanzó un punto álgido en el siglo VIII a.C.

Según las estimaciones de los investigadores, entre 1,5 y 3 mil personas vivían en casas con cimientos de piedra construidos de ladrillos. En el asentamiento había edificios públicos y lugares donde probablemente se llevaban a cabo rituales religiosos. Entre las casas había calles estrechas. Después de su apogeo existió por otros 300 o 400 años y fue abandonado por razones desconocidas.


Eyal Marco / Autoridad de Antigüedades de Israel

¿Cómo vivían los habitantes de la antigua Motza?

Los habitantes de la antigua Moza se dedicaban a la caza, la agricultura y la ganadería. Cultivaron legumbres, incluso a guisantes y lentejas, cuyos restos fueron  encontrados en el almacenamiento. Residentes antiguos recogieron sus cosechas utilizando las hoces de piedra. También tenían vacas, cerdos y cabras.

Es probable que los habitantes mantuvieron contactos con Anatolia, Egipto y Siria. Entre los artefactos hallados en el sitio, los científicos encontraron un cuenco de serpentina, una piedra ornamental que se extrajo en el territorio de  Siria moderna. Además, hallaron unas canicas de alabastro hechas por los antiguos egipcios y una cuchilla de obsidiana de Anatolia.

Además de las herramientas y armas de piedra y obsidiana, los arqueólogos encontraron varias joyas, como brazaletes de perlas, canicas y figuras hechas de piedra o arcilla. En las casas y cerca de ellas se encontraron las tumbas de los ciudadanos, el más viejo de los cuales tenía unos 62 años.

Estatuilla de toro, hecha de piedra hace 9.000 años
Clara Amit / Autoridad de Antigüedades de Israel


La semana pasada, los arqueólogos israelíes anunciaron otro hallazgo importante, una misteriosa ciudad bíblica de tiempos de David. Suponen que son las ruinas de la ciudad filistea de Siclag, que fue mencionada en la historia bíblica del rey David. Los rastros del antiguo asentamiento se ubican en el sur de Israel y se remontan a los siglos XI-XII a.C. Según la Biblia, uno de los gobernadores antiguos filisteos le dio esta ciudad a David para que se escondiera del rey Saúl.

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.