Estos pequeños dibujos de hace 105 mil años podrían ser la primera evidencia de arte de los misteriosos Denisovanos

d'Errico/Doyon 

Un equipo internacional de arqueólogos ha descubierto dibujos hechos hace 105-125 mil años en China. Las líneas estaban hechas sobre dos fragmentos de hueso, y luego algunas de ellas se cubrieron con ocre. Anteriormente en la misma capa, se encontraron cráneos de homínidos de especies desconocidas, por lo que los autores del artículo publicado en Anitquity sugieren con cautela que podrían ser hechos por Denisovanos.

Los investigadores encontraron dibujos de más de 40 mil años en 44 lugares en África y Eurasia. Las pinturas rupestres más antiguas conocidas se descubrieron en la isla indonesia de Java: un grabado en zigzag en una concha hecha de Homo erectus hace 430-540 mil años. Hace unos 370 mil años, los erectus dejaron los patrones ya en los huesos, se conservaron en el sitio del Paleolítico en Alemania.

Los dibujos y grabados más antiguos de China se remontan a una época muy posterior. Por ejemplo, se ha descubierto un grabado en el colmillo de un estegodon en el sur del país asiático. Presumiblemente, se hizo hace 120-150 mil años. Las cifras restantes están fechadas por el Paleolítico tardío, hace unos 28-34 mil años.

Pudieron ser los denisovanos

Ahora los arqueólogos han descrito un ejemplar más del arte antiguo encontrado en China. Durante más de una década, los científicos han estado excavando el sitio de Lingjing en la provincia de Henan, que se encuentra en la parte central del país. Aquí, en 1965, se encontró un establecimiento paleolítico y, hace dos años, Zhanyang Li y sus colegas chinos y estadounidenses describieron cráneos de homínidos incompletos de tipo desconocido. Fueron descubiertos en 2007 en una capa que se formó hace 105-125 mil años.

Aunque otros científicos han sugerido que pueden ser Denisovanos, los autores mismos no construyeron tales hipótesis. Además de los cráneos, se encontraron huesos y fragmentos de huesos de animales, principalmente bueyes salvajes, caballos y onagros en la misma capa.

En un nuevo artículo, Zhanian Li y sus colegas describen dos huesos encontrados en Lingjing con siete líneas rectas rayadas en ellos. Cuatro de ellos estaban llenos de sedimento rojo. Como lo muestran los resultados de la espectroscopia Raman, se trató de ra hematita, el mineral del cual se hace el ocre.


Arriba: una imagen de huesos con imágenes. Abajo: dibujos renderizados.
Zhanyang Li et al. / Antiquity, 2019

Profundas implicancias

Según los autores, las líneas se hicieron intencionalmente, sobre un hueso viejo, ya fragmentado. Se diferencian de las marcas que dejaron los antiguos cuando cortaban cadáveres de animales, y tampoco se hicieron por casualidad, durante las excavaciones o la limpieza de muestras.

Las líneas se rayaron varias veces en un solo lugar, de modo que se vieran mejor. La presencia de residuos de hematita junto a los huesos puede indicar que el polvo se frotó deliberadamente en las rayas. En conclusión, los autores sospechan cautelosamente que los Denisovanos podrían haber hecho las marcas, pero ellos mismos hacen la reserva de que por el momento no hay evidencia paleogenética para esta hipótesis.

En todo caso, si se confirmase que se trata de artefactos hechos por Denisovanos, tendría profundas implicancias. Significaría que tenían las habilidades cognitivas avanzadas necesarias para representar información a través de símbolos abstractos. Ningún otro animal, ni siquiera un chimpancé, ha sido conocido por producir diseños no funcionales.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Novedades

Nuestro reportero del futuro Juan Scaliter, autor de "Exploradores del futuro" y "La Ciencia de los Superhéroes", viaja cinco años hacia adelante y nos envía la primera de sus historias sobre todo lo que presencia desde la perspectiva de una familia común y corriente.

La otra vida de Pi: el transporte del 2025

Al cumplirse casi cinco años de iniciada la pandemia, los autos privados son prohibidos, la inteligencia artificial invade el transporte, y la energía solar amenaza a la energía eléctrica

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.