India lanza su misión lunar Chandrayaan-2 y busca ser el cuarto país en llegar al satélite

ISRO

La Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO) lanzó la misión Chandrayan-2 a la Luna, que consiste en una plataforma de aterrizaje, un rover lunar y un orbitador. Si el aterrizaje, programado para principios de septiembre, tiene éxito, India se convertirá en el cuarto país en lograr aterrizar una nave espacial en la superficie de la Luna. La transmisión del lanzamiento tuvo lugar a través del Twitter de ISRO.

Tres naves en una

Chandrayaan-2 es la tercera estación interplanetaria automática india después de la sonda orbital lunar Chandrayaan-1 y la sonda orbital marciana Mangalyan. La nueva misión incluye tres vehículos a la vez: un satélite, la plataforma de aterrizaje llamada Vikram y el vehículo lunar Pragayan. ISRO usará Chandrayan-2 para obtener resultados científicos, así como para procesar tecnologías para futuras misiones a la Luna y Marte.

El orbitador incluye varios instrumentos para estudiar la Luna: dos espectrómetros de rayos X y uno de infrarrojos para conocer la composición de la superficie lunar y buscar agua, una cámara de alta resolución, otra cámara para crear un mapa de relieve, un radar PCA, así como instrumentos para estudiar la ionosfera lunar y la atmósfera enrarecida.

El módulo de aterrizaje está equipado con una herramienta para registrar eventos sísmicos, así como un dispositivo para estudiar la conductividad térmica y la distribución vertical de la temperatura sobre el suelo lunar. El rover está equipado con un espectrómetro de rayos X y un espectrómetro de emisión de chispa láser para estudiar la composición del suelo. La lista completa de los equipos ha sido publicada en el sitio web de ISRO.


Rover, orbitador y sonda de aterrizaje de la misión "Chandrayaan-2".
ISRO

La misión

La misión se llevó a cabo con el cohete GSLV Mk.III, el cual fue lanzado desde el Centro Espacial Satish Dhavan, hoy 22 de julio. Después de 16 minutos y 13 segundos después del lanzamiento, los dispositivos deben estar separados de la tercera etapa del cohete.

El cohete llevará la nave a una órbita intermedia con un apogeo de unos 39 mil kilómetros, después de lo cual aumentarán la altura de la órbita durante dos semanas. Luego, la nave será capturada por la Luna y entrará en una órbita circunlunar elíptica, después de lo cual los dispositivos reducirán gradualmente la altura de la órbita a 100 kilómetros. Esto que ocurrirá a principios de septiembre.

Después de ingresar a una órbita circular, el módulo de aterrizaje con el rover lunar se separarán del orbitador y luego de cuatro días comenzará a aterrizar cerca del polo sur en las coordenadas de 70.9° de longitud sur y 22.8° de longitud este. Después del aterrizaje, los dispositivos deben funcionar durante aproximadamente dos semanas antes que llegue la noche lunar, para la cual no han sido diseñadas.


Diagrama de vuelo de la misión "Chandrayaan-2".
ISRO

Si el aterrizaje del módulo Vikram tiene éxito, India se convertirá en el cuarto país después de la URSS, los Estados Unidos y China, en realizar un aterrizaje suave en la superficie lunar. El primer dispositivo de este tipo en febrero de 1966 fue la estación soviética Luna-9. Luego EE.UU. llegó 3.5 meses después con la sonda Surveyor-1.

Por su parte, China logró el primer aterrizaje suave en la Luna mucho más tarde: en diciembre de 2013, el tren de aterrizaje Chang'e-3 con el rover Yuutu se asentó sobre el satélite. Hace poco, Israel quiso ser el cuarto país en lograr un aterrizaje lunar exitoso, pero su sonda Beresheet falló. Veremos si India logra su cometido esta vez.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

 

Novedades

A pesar de la crisis económica que acecha a América Latina por la pandemia, varios países intentan paliar algunos de sus efectos a través de fondos para la investigación y el desarrollo tecnológico en COVID-19, sin que eso signifique necesariamente una vinculación entre las investigaciones científicas y las decisiones políticas.

Pese a crisis, Latinoamérica financia investigación en COVID-19

Nuestros países han destinado recursos adicionales para proyectos de investigación en ciencias. Sin embargo, estos apoyos enfrentan complejidades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.