Por fin resolvieron el misterio de este intrigante pedazo de vidrio de hace 1.800 años encontrado en Gran Bretaña

Pedazo del fragmento en mención
National Trust

 

Finalmente, los científicos resolvieron el misterio de un fragmento de vidrio coloreado, encontrado en una villa romana en el territorio de Reino Unido moderno. Luego de ser una intriga por un par de años, resultó que el fragmento era parte de una botella de forma inusual, probablemente hecha por artesanos de Crimea. Según informó The Guardian, contenía un incienso exótico. Ese fragmento coincidió en la forma con un artefacto que se almacena en uno de los museos del país. La única botella similar fue encontrada en un entierro romano en Crimea.


Reconstrucción de la villa Chedworth en Gran Bretaña
Tony Kerins / National Trust

La villa romana más grande de Gran Bretaña

Villa Chedworth, donde ese fragmento fue encontrado, se ubica en el sudoeste de la isla. Es una de las villas romanas más grandes de Gran Bretaña. Fue construido en varias etapas durante los siglos II-IV d.C. En una primera fase, aquí se construyeron dos edificios residenciales y baños. Luego se reconstruyeron, se expandieron y se decoraron repetidamente con mosaicos.

Cerca de la villa los arqueólogos encontraron un pequeño templo y junto a él había un estanque artificial en el cual crecían lirios de agua. Los investigadores sugieren que la propiedad pertenecía a una persona rica y educada, posiblemente un representante de la administración local. La villa existió hasta principios del siglo V, el final de la dominación romana en la isla. Se considera que fue destruido en el siglo quinto.

 

Un fragmento de vidrio misterioso 

El territorio de la villa Chedworth pertenece al Fondo Nacional de Gran Bretaña. Arqueólogos realizaron las excavaciones aquí desde la década de 1920. En 2017, encontraron un fragmento de vidrio coloreado con una pintura inusual. No se asemejaba a ninguno de los artefactos de vidrio que se habían encontrado antes en la villa. A juzgar por la forma, era un pedazo de una botella oval con un cono en su extremo.

Para averiguar el origen del fragmento, los arqueólogos pidieron la asistencia de la especialista en vidrio romana Jennifer Price de la Universidad de Durham. Ella, a su vez, consultó con expertos de otros países. Price descubrió que ese trozo de vidrio parece mucho en su forma y color a una botella almacenada en el Museo del Vidrio en la ciudad de Corning al este del país. Anteriormente, un artefacto similar fue encontrado solo una vez en el entierro del siglo II d.C. ubicado en la ciudad de Quersoneso en Crimea. Ese asentamiento fue fundado por los antiguos griegos y a fines del siglo I a.C. cayó bajo el dominio de Roma.

El artefacto exótico muestra cómo los aldeanos se mantuvieron en contacto con las partes más remotas del Imperio Romano. De acuerdo a la investigación, es altamente probable que el incienso se haya almacenado en tal botella. 

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.