¿Cómo los pigmeos encuentran el camino en lo profundo del bosque?

Los pigmeos de la tribu aka

JMGRACIA100 / Wikimedia Commons

Los aka, un pueblo pigmeo que vive en el Parque Nacional Dzanga-Sangha en África occidental, sabe indicar con una precisión notable la dirección en  la selva tropical muy densa. Esa habilidad está relacionada con la edad y la experiencia del individuo, pero no depende de su género. Tanto los hombres como las mujeres pueden mostrar la dirección correcta igualmente bien. Un estudio de estas sorprendentes capacidades fue publicado en Proceedings of the Royal Society B. 

La vida nómada de pigmeos de África

Los aka viven en las selvas tropicales de África occidental en el territorio de la República Centroafricana y la República Democrática del Congo, y tienen un estilo de vida nómada. La dieta de aka incluye 63 especies de plantas, 28 especies de animales salvajes y 20 especies de insectos, así como miel, champiñones y frutas silvestres. Algunos de ellos se dedican a la agricultura, pero la mayoría recibe mandioca, ñame, maíz y otros productos agrícolas de los vecinos, intercambiándolos por fresas frescas, miel y plantas recolectadas en el bosque. A veces los aka trabajan en los campos de sus vecinos. 

Es evidente que la capacidad de encontrar un camino en el bosque, tanto como hallar unas plantas comestibles, animales y agua, es necesaria para los cazadores-recolectores. Es aún más importante si estamos hablando de bosques tropicales, donde los árboles crecen densamente y no permiten ver objetos a largas distancias.

Para descubrir cómo los pigmeos encuentran la dirección correcta en el bosque, Haneul Jang y sus colegas de la Sociedad Max Planck realizaron más de 600 pruebas. Más de 54 pigmeos de 6 a 76 años que viven en la República Democrática del Congo participaron en esos ensayos como voluntarios. Se pidió a los aka que indicaran la dirección correcta cuando se encontraban en 60 puntos diferentes de la selva, incluido el campamento de científicos.

Un niño de 8,5 años de edad muestra la dirección a un lugar determinado
Karline Janmaat

Las rutas en la selva

En general, los aka indicaron con precisión sorprendente el camino hacia el punto deseado. Se equivocaron solo de seis grados como máximo. La capacidad de encontrar la dirección correcta se correlacionaba con la edad y la experiencia de la persona. Al mismo tiempo, tanto los hombres como las mujeres lo indicaron igualmente bien.

Según Karline Janmaat, una de los autores principales del estudio, las mujeres en nuestra sociedad normalmente trabajan más cerca de su hogar que los hombres o aún trabajan en casa. Sin embargo, en la tribu de aka tanto los hombres como las mujeres se van igualmente lejos de casa. No es sorprendente que se adapten igualmente bien a la tarea de encontrar un camino en bosque denso. 

Además, los científicos descubrieron que para los niños el terreno familiar jugaba el papel importante al determinar la dirección. Cuanto más cerca estaba el "punto de control" del campamento, más exactamente lo señalaban. También necesitaban ver el sol en el cielo,  mientras que los adultos pudieron mostrar el punto deseado tanto en días soleados como en días nublados. 

Los investigadores también descubrieron que los pigmeos aka resultaron ser unos padres muy cariñosos. En comparación con los pueblos vecinos, pasan mucho más tiempo con los niños y están en contacto físico con ellos cinco veces más a menudo. En total, los aka pasan mucho tiempo en familia. Por ejemplo, cuando una pareja se adentra en el bosque para cazar con redes, casi siempre pueden establecer un contacto visual. Hay casos registrados en que un esposo y una esposa se reúnen para recolectar miel o insectos, o salen a pescar.

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.