Las páginas porno que ves te roban más información privada que Facebook (y encima la venden)

Ver pornografía online no resulta ser tan privado como muchos piensan. Esto lo reveló un estudio, publicado en New Media & Society, donde de un grupo de investigadores afirma que los sitios web más populares filtran datos de usuario a terceros

El análisis se realizó a 22,484 sitios web de pornografía, dando como resultado que el 93% realiza acciones “indebidas” con los datos de los usuarios que los frecuentan, llegando a tal punto que saben con precisión qué hace cada uno en su intimidad. Lo más preocupante es que el seguimiento en estos sitios está altamente concentrado por un puñado de grandes empresas. 

Google Chrome

Si creen que el ingresar por navegador de incógnito es una entrada segura a estas páginas, están equivocados, el tráfico de la mayoría sitios  porno circula sin encriptar, a esto hay que sumar la cantidad de cookies de terceros presentes en estos sitios, donde el 70% las emplea sin autorización previa del usuario. 

Esto deja de ser un problema de uso de información para fines comerciales o publicitarios. Yendo un poco más allá podría traer consecuencias penales si esta información es filtrada a gobiernos donde el consumo de pornografía es penalizada o ilegal. 

Se puede exponer información sensible del usuario como género, identidad sexual, interés de búsqueda, etc. lo que, teniendo en cuenta las laxas medidas de seguridad por parte de estos sitios, esta información podría ser usada para cometer una serie de delitos informáticos como la extorsión, o en el peor de los casos violencia sexual

Si bien en varias naciones hay normas de uso de datos, hay que tener en cuenta que este tipo de rastreo se da en páginas de uso diario, como Facebook, estas están bajo supervisión constante, mientras que los sitios de videos para adultos cuentan con un vacío en el control del uso de la información.  Las páginas web de pornografía deberían adoptar políticas basadas en un consentimiento afirmativo para, a pesar de estos riesgos latentes, mantener el acceso privado a la pornografía en línea.

 

Johan Osorio
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

 

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.