Los optimistas duermen más y mejor, sugiere estudio

Photo by Kate Stone Matheson on Unsplash

 

¿Tienes problemas para dormir? ¿Tus pensamientos te atormentan a tal punto que no concilias el sueño? Un trabajo publicado en Behavioral Medicine acaba de encontrar una correlación entre la actitud positiva y la calidad de sueño. 

De acuerdo al estudio que incluyó a 3.500 personas, aquellas que se consideran optimistas tienen un 78% más probabilidades de tener una buena noche de sueño que aquellas que se consideran pesimistas. Es importante resaltar que el estudio no reveló una conexión entre marcadores objetivos del sueño y el optimismo.

Relación física y psicológica

Los científicos a menudo encuentran una relación estadística entre el optimismo y la buena salud. Algunos estudios (como este y este) han demostrado que las personas con una actitud positiva rara vez vuelven a ser internados en un hospital después de una cirugía de revascularización coronaria, y son menos propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares que los pesimistas. 

Los investigadores también creen que los optimistas tienen una vida más saludable, y por lo tanto menos problemas con el corazón. Sin embargo, el buen estado de salud en una persona con mentalidad positiva puede ser producido por una mejor calidad de sueño. Por otro lado, la falta de sueño se asocia con la obesidad , la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Y el año pasado, los investigadores encontraron que el insomnio está genéticamente relacionado con la depresión. 

Adicionalmente, algunos estudios también investigan la relación que podría existir entre las actitudes positivas y la calidad del sueño (como este y este).

Optimismo y sueño

Rosalba Hernández de la Universidad de Illinois y sus colegas examinaron la asociación entre perspectiva optimista y calidad del sueño. Para ello se usaron datos de CARDIA (Coronary Artery Risk Development in Young Adults), un estudio que tiene más de 30 años en funcionamiento y explora el desarrollo y factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. El proyecto involucró 5.115 hombres y mujeres, blancos no hispanos y adultos afroamericanos y, además, que entre 1985 y 1986 tuvieran de 18 a 30 años de edad. Estas personas vivían en una de estas ciudades de Estados Unidos: Birmingham, Chicago, Oakland y Minneapolis. Los participantes del estudio se sometieron periódicamente a exámenes clínicos, pruebas psicológicas y entrevistas.

Los autores seleccionaron a 3.548 personas de CARDIA que tuvieran de 32 a 51 años de edad y se les sometió a un test psicológico para evaluar su perspectiva. La prueba consistía en que las personas respondan a 10 preguntas y cada respuesta recibiría un cierto número de puntos. Como resultado de ello, ellos recibían las sumas de seis (menos optimista) a 30 puntos (más optimistas). 

Además de esto, se tomó una encuesta y se evaluó la calidad y duración de su sueño. De esta manera pudieron establecer una relación entre una buena calidad del sueño y el optimismo.

Los resultados

El equipo encontró que los optimistas experimentaban una mejor calidad de sueño: esta era mayor en un 78% que los participantes más pesimistas. Además, las personas más optimistas tenían 74% más probabilidades de no presentar ningún síntoma de insomnio y reportaron menor cansancio durante el día. 

Los autores creen que, para ofrecer explicaciones de sus resultados, se necesita mayor investigación para identificar el mecanismo entre el optimismo y la buena calidad del sueño. Probablemente, los "optimistas superan las dificultades de forma activa e interpretan los acontecimientos estresantes de una manera más positiva que los pesimistas". Por lo tanto, están menos atormentados por la ansiedad y pensamientos acerca de las causas de lo sucedido cuando se van a dormir y durante todo su ciclo de sueño"dice Hernández.

 

Adrian Díaz

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.