Impresionante: SpaceX logra despegar y aterrizar su gigantesca nave Starhopper

SpaceX

SpaceX ha llevado a cabo nuevas pruebas del Starhopper, el prototipo de la primera etapa de su futuro cohete superpesado. Durante las pruebas, el dispositivo se elevó a una altura de 150 metros, se movió hacia un lado y luego realizó un aterrizaje suave. El vuelo fue transmitido en el canal de YouTube de SpaceX.

En la actualidad, SpaceX usa dos cohetes para lanzamientos espaciales: el pesado Falcon 9 y el superpesado Falcon Heavy. En los próximos años, la compañía planea reemplazar ambos vehículos de lanzamiento con el prometedor cohete superpesado Starship y Super Heavy de dos etapas.

El primero se llama Super Heavy y se trata de una primera etapa clásica. El segundo se llama Starship y difiere de las segundas etapas habituales de los cohetes en que es simultáneamente una nave espacial tripulada o de carga, según la versión. Ambas etapas están diseñadas como totalmente reutilizables y podrán regresar después del lanzamiento al sitio de lanzamiento o una plataforma marina.

El saltador estelar

Para probar el motor y desarrollar tecnología de aterrizaje suave SpaceX ha creado un prototipo más pequeño de la segunda etapa llamado Starhopper. Su ancho, como el de la segunda etapa completa, es de nueve metros, y su altura es mucho menor, unos 20 metros. Otra diferencia son los motores: Starhopper solo tiene un motor Raptor de metano-oxígeno, mientras que Starship tendrá seis.

La primera prueba del Starhopper tuvo lugar a fines de julio de 2019, pero el vehículo solo se elevó a una altura de unos 20 metros. Durante las nuevas pruebas, la compañía probó el prototipo con un vuelo a una altitud de 150 metros. Ya durante el ascenso, la boquilla del motor se desvió y el aparato comenzó a moverse hacia el segundo sitio de prueba. Después de alcanzar una altura meta, se movió de lado durante unos segundos y luego comenzó a descender e hizo un aterrizaje suave en el sitio.

SpaceX había anunciado previamente que este vuelo sería el último para el Starhopper. Sin embargo, los ingenieros continuarán usando el prototipo: se usará como banco estacionario para las pruebas de encendido de los motores Raptor.

Además del Starhopper, los ingenieros de SpaceX están fabricando prototipos de segunda etapa de tamaño completo, y diferentes equipos están involucrados en su creación. Estos prototipos se utilizarán para vuelos de prueba a una altura de varias decenas de kilómetros. Se supone que el primer vuelo completo de un cohete de dos etapas tendrá lugar el 2020, y el primer lanzamiento de una carga útil en un nuevo cohete está previsto para 2021.

Paralelamente a SpaceX, la empresa china Linkspace está llevando a cabo el desarrollo de la tecnología de aterrizaje de cohetes propulsados ​​por cohetes. A principios de agosto, realizó la tercera prueba de vuelo del prototipo de la primera etapa del futuro cohete ligero Newline-1, el cual volará por primera vez en 2021.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.