Argentina: muestra de ADN revela el parásito más antiguo hasta la fecha

Toxascaris leonina / Royal Veterinary College

Paleoparasitólogos argentinos han aislado el ADN más antiguo de un organismo parasitario, según una investigación publicada en Parasitology. Los huevos de helmintos de Toxascaris leonina se encontraron en los coprolitos de puma dejado hace aproximadamente 17 mil años en una cueva en el noroeste de Argentina.

Es difícil analizar el ADN antiguo debido a su inestabilidad y su contaminación con el ADN bacteriano. Como las bacterias siempre están cerca o sobre los restos, el ADN bacteriano en las muestras puede ser mucho más grande de lo que necesitan los investigadores de ADN.

Sin embargo, a fines del siglo pasado, la paleogenética desarrolló métodos para la purificación y reconstrucción del ADN antiguo, lo que permitió el estudio de muestras cada vez más antiguas. La paleogenética logró obtener un genoma de alta calidad de un hombre de Neanderthal que vivió hace 50 mil años, para secuenciar el genoma de un hombre de Denisova que vivió hace 30-50 mil años.

Parásitos prehistóricos

Para los paleoparasitólogos, los éxitos son mucho más modestos. Ahora científicos argentinos dirigidos por Romina S. Petrigh del Centro de Ciencia y Tecnología en Mar del Plata pudieron obtener fragmentos del ADN más antiguo de un organismo parasitario, pero no tiene más de 17 mil años.

 

“Este hallazgo muestra que estos gusanos redondos estaban infectando la fauna de Sudamérica antes de la llegada de los primeros humanos”

 

Los autores lo aislaron de coprolitos de puma, que el depredador dejó en una cueva en el norte de la Patagonia hace 16.5/17 mil años. Según los marcadores genéticos, los científicos determinaron que se trataba de Toxascaris leonina, un helminto que se encuentra comúnmente en gatos y cánidos.

"Si bien hemos logrado encontrar evidencia de parásitos en los coprolitos antes, esos restos fueron mucho más recientes ya que datan de unos pocos miles de años. El último hallazgo muestra que estos gusanos redondos estaban infectando la fauna de Sudamérica antes de la llegada de los primeros humanos en el área hace unos 11.000 años", dice Petright.

Hay mucha más investigación sobre parásitos humanos, por lo tanto, sabemos más sobre los organismos que infectan a las personas de la antigüedad. En particular, que los parásitos intestinales se encontraron entre los habitantes de los asentamientos más antiguos del planeta y que las instalaciones sanitarias que existían en las sociedades antiguas no siempre salvaron a las personas de las infecciones parasitarias.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.