La genética no puede predecir la homosexualidad por sí sola, determina megaestudio

Un equipo de científicos realizó un análisis genómico de asociaciones a aproximadamente 500.000 personas e identificó cinco loci genéticos asociados con la probabilidad de tener relaciones homosexuales.

Sin embargo, los polimorfismos detectados se correlacionan con la homosexualidad en solo un 8-25% de la muestra, lo que no determina que la orientación sexual sea producto de la presencia de solo uno o varios genes específicos, detallaron los investigadores en un artículo publicado en Science.

Desde hace cierto tiempo, una corriente académica ha posicionado la hipótesis de que la homosexualidad se explica en gran medida genéticamente. Según algunos estudios, la orientación sexual se explica hereditariamente en aproximadamente un 30-40%. De hecho, el estudio de la sexualidad desde el punto de vista de la genética es algo mucho más complejo: por ejemplo, los genes candidatos a la homosexualidad que los científicos descubrieron en diciembre de 2017 solo pueden explicar sin tener en cuenta otros factores la orientación de los hombres (y no del todo, sino solo parcialmente), pero no mujeres.

La genética de la homosexualidad, concluyen los científicos, es bastante complicada y es imposible explicarla con la influencia de uno o varios genes.

Buscando una explicación genética

Brendan Zietsch, de la Universidad de Queensland, y sus colegas decidieron estudiar la cuestión de la explicación genética de la homosexualidad de manera más amplia, o mejor dicho, responder a la pregunta de si existen marcadores genéticos separados que expliquen a qué las personas (independientemente del género) se involucran en relaciones sexuales homosexuales o bisexuales.

Para ello, los científicos recopilaron datos sobre 477,552 participantes en dos grandes estudios genéticos: UK Biobank y 23andMe. Para el análisis, los autores del artículo recopilaron material genético, información sobre el género de los participantes y su preferencia sexual. Para simplificar el análisis, la última variable se hizo binaria: es necesario aclarar que los autores no se centraron en la orientación sexual, sino en si cada uno de los participantes había tenido contacto sexual con una persona de su género. Los participantes se dividieron en “heterosexuales” y “no heterosexuales”. El análisis se realizó utilizando una búsqueda de asociaciones en todo el genoma, lo que permite correlacionar polimorfismos de un solo nucleótido (variaciones en los genes de un nucleótido) con ciertos rasgos. 

En total, los científicos pudieron identificar cinco loci genéticos que pueden estar asociados con la atracción sexual hacia personas del mismo género: dos eran característicos solo para hombres, uno era solo para mujeres y dos eran comunes. A pesar de que las correlaciones resultaron significativas, explicaron solo del 8 al 25 por ciento de las diferencias en la sexualidad. Ello, a su vez, significa que los datos obtenidos no explican la preferencia por el contacto sexual homosexual exclusivamente con la genética. 

En cuanto a genes específicos, se prestó atención a la relación de uno de los loci encontrados para los hombres que se correlaciona con la expresión de una de las variantes del gen OR5A1, que es responsable de la susceptibilidad a los olores y también contribuye a la regulación de las hormonas sexuales.

Buscando una explicación genética

Los científicos también examinaron en detalle la correlación genética entre el contacto homosexual y otros rasgos, como enfermedades. Por ejemplo, el contacto sexual con una persona de su género se correlacionó genéticamente con la manifestación de conductas de riesgo (incluye el consumo de tabaco, alcohol y marihuana) en hombres y mujeres, con la presencia de depresión en hombres y mujeres, así como la presencia de ansiedad en las mujeres. 

La genética de la homosexualidad, concluyen los científicos, es bastante complicada y es imposible explicarla con la influencia de uno o varios genes: los genes descubiertos permiten explicar solo parcialmente la herencia del rasgo y es imposible predecir sus preferencias sexuales. Los científicos insisten en que el tema de la sexualidad debe tratarse de manera integral, teniendo en cuenta no solo los factores genéticos, sino también externos.

Por supuesto, al explicar la homosexualidad, la ciencia recurre no solo a la genética, sino también, por ejemplo, a la biología y la teoría de la evolución. Puede leer más sobre esto en nuestro artícilo Lo que el darwinismo, la genética y la evolución dicen sobre la homosexualidad.

 

Daniel Meza

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.