HMS Terror: mira como nunca antes al “barco caníbal”, hundido hace 170 años en el Océano Ártico [FOTOS]

El hombre propone y Dios dispone, de Sir Edwin Henry Landseer. Cuadro inspirado por el destino del Terror y el Erebus, en la expedición Franklin.

Un equipo de arqueólogos se sumergió en las heladas aguas cercanas a la isla del rey Guillermo, localizada en el archipiélago ártico canadiense, para investigar lo que queda del HMS Terror, uno de los dos barcos que desaparecieron, junto con la tripulación de 133 hombres, durante la expedición que sir John Franklin lideró en 1845 para encontrar el paso del Noroeste. 

 

Luego de 170 años de su hundimiento se conocen las primeras imágenes del navío y para sorpresa de los arqueólogos este se encuentra en una excelente condición. 

 

El barco fue descubierto en 2016, pero hasta ahora las condiciones climáticas no habían permitido que se estudiara a fondo. Gracias a la calma de la corriente marina, el equipo de Parks Canadá descendió hasta el naufragio y utilizó vehículos remotos (ROV) para explorar el interior de la nave. 


Botellas y otros artefactos en un estante en una cabina en la cubierta inferior del Terror. / Parks Canada’s Underwater Archaeology Team

El misterio podría ser develado

Ryan Harris, líder del proyecto, dijo en una entrevista a National Geographic: “exploramos 20 camarotes y compartimentos, yendo de habitación en habitación”. “Todas las puertas estaban abiertas de par en par, era inquietante”, añadió. Según Harris, el único camarote al que no han podido acceder es el del capitán, cuya puerta sí estaba cerrada. 



Placas y otros artefactos en estantes al lado de una mesa de comedor donde un grupo de miembros de la tripulación de menor rango se alimentaba. / Parks Canada’s Underwater Archaeology Team

En la exploración se hallaron objetos comunes, como platos y vasos. Los arqueólogos creen incluso que los mapas, diarios y fotografías de la época podrían haberse preservado, en algunos casos tanto como para ser legibles. En estos podría estar la clave del misterioso hundimiento.


Un compartimento de almacenamiento en la cabina del Capitán Crozier, parcialmente cubierto de limo y vida marina (anémonas de mar), con una de las ventanas de la galería de popa de la cabina claramente visible en el fondo. / Parks Canada’s Underwater Archaeology Team

 

Un viaje sin retorno

En mayo de 1845 Sir John Franklin dirigió al HMS Terror y su compañero Erebus desde las costas de Inglaterra con rumbo al Ártico, para encontrar en aquel lugar el Paso del Noroeste, el cual uniría supuestamente al Océano Pacífico con el Atlántico. Sin embargo, al no tener conocimiento sobre las bajas temperaturas del mar canadiense, el HMS Terror naufragó y dejó expuesto a todo tipo de peligros a sus 128 pasajeros.  

Aquel dramático desenlace obligó a que algunos de sus navegantes recurran al canibalismo ante la falta de alimentos, mientras que otros perecieron por las extremas temperaturas que componen las islas del ártico canadiense. Desde entonces, se popularizó a esta embarcación como el “el barco caníbal”.

El Erebus y el Terror estaban ambos equipados con robustos cascos revestidos de hierro y motores a vapor, y tenían al mejor equipo científico y comida y suministros suficientes para pasar tres años en el Ártico. Era una de las expediciones mejor equipadas y preparadas que zarpó de las orillas de Gran Bretaña.

Los equipos de búsqueda que fueron enviados años más tarde encontraron esqueletos y equipo abandonado, así como una nota del capitán del Terror, Francis Crozier, quien contaba que las naves permanecieron atrapadas en el hielo durante año y medio y que los supervivientes pensaban caminar cientos de kilómetros hasta un puesto de venta de pieles en el Canadá continental. 

 

Jhojan Osorio
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia y tecnología  que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.