Qué es la ‘tecplomacia’ y por qué deberían los países tener un embajador para Silicon Valley

La diplomacia es una profesión cuyo objetivo es representar y velar por los intereses de un Estado y de su nación en relación a otro Estado u organismo internacional. Generalmente, aquel organismo internacional es Naciones Unidas o las organizaciones dentro de su marco de acción, pero hasta la fecha, nunca se había designado un representante diplomático para una industria entera…y especialmente la industria tecnológica de otro país.

Hoy, sin embargo, sin que muchos lo sepan, existe un hombre que ejerce esta tarea reinventando el ejercicio diplomático, dejando desfasadas acaso a muchas academias para esta formación. Su nombre es Casper Klynge, tiene 46 años, y con él, desde 2017, Dinamarca se convirtió en el primer país en crear formalmente un cargo diplomático para representar sus intereses ante empresas de Silicon Valley, como Facebook, Google, entre otros.

Las autoridades danesas decidieron que las empresas tenían tanto o más poder que muchos gobiernos, y por ello decidieron enviar a Klynge a la cuna de la revolución tecnológica.

 

Entonces…¿qué es la tecplomacia? 

Por lo general, la importancia de la práctica diplomática radica en la versatilidad de las funciones desempeñadas por la figura de los embajadores residentes, cuyas funciones giran en torno a la generación de información fidedigna, la minimización de las fricciones potenciales y el fomento de las relaciones amistosas entre los Estados soberanos.

A partir de la experiencia de Klynge, es claro que a las autoridades danesas les interesa conocer los retos que el cambio tecnológico plantea y que afecta a otras democracias occidentales, como la difusión en redes sociales de contenido controversial en términos políticos, cuestiones sobre la privacidad y los servicios que almacenan gran cantidad de datos, la seguridad cibernética y los bajos impuestos que pagan las empresas fuera de Estados Unidos.

Actualmente, su equipo envía mensajes de inteligencia al gobierno de su país sobre lo que ocurre en las empresas, información sobre seguridad cibernética, el uso de datos relacionados a la salud y autos sin chofer. Esto, a su vez, podría ayudar a los tomadores de decisiones y propulsores de políticas públicas.


Casper Klynge, el primer tecnplomático del mundo.

Tecplomacia: el primer reto es que otros la comprendan

Sin embargo, Klynge enfrentó algunos retos en Silicon Valley: de acuerdo al New York Times, tardó nueve meses en reunirse con altos ejecutivos de las empresas tecnológicas más grandes. Llegó con grandes expectativas de tener diálogos acordados previamente sobre impuestos, seguridad cibernética y desinformación en internet, pero como mucho lo pasearon por las oficinas generales.

No ha conversado todavía con Mark Zuckerberg de Facebook, ni Sundar Pichai de Google, ni con Tim Cook de Apple, pero sin embargo, algunas empresas ya están mostrándose más amistosas y colaborativas con Klynge. Brad Smith, presidente de Microsoft, reconoció que habla con frecuencia con Klynge y subrayó la influencia que él da a Dinamarca con su sola presencia. Peter Münster, vocero de Facebook, reconoció que demoraron en comprender la misión de Klynge, pero confesó tener ahora un diálogo válido y constructivo, ya que éste le ofrece “retroalimentación crítica y positiva”.

Priya Guha, excónsul general del Reino Unido en San Francisco, afirmó que “la diplomacia ha cambiado, no todo se resume a relaciones bilaterales con otros países; (…) las empresas tendrán una gran influencia en el mundo, y podemos alejarnos y ver qué ocurre, o trabajar en eso”.

Algunos han criticado a Dinamarca por poner a las empresas al mismo nivel que las naciones, pero la “tecplomacia” de Klinge ha ido bien en términos de sus propios KPIs (indicadores de rendimiento), entre ellos la aparición de cargos similares. Por ejemplo, Alemania, Francia y Eslovaquia han designado “embajadores digitales”, y las Naciones Unidas y la Unión Europea han vuelto a realzar la importancia de la tecnología en las iniciativas de paz global y derechos humanos.

Hoy Klinge tiene a su cargo un equipo de aproximadamente 11 personas, siete en California, tres en Dinamarca y una en China.

¿Qué país latinoamericano marcará la pauta designando al embajador de Silicon Valley?

 

 

Daniel Meza
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que sumawww.nmas1.org”.​​

 

Novedades

Nuestro reportero del futuro Juan Scaliter, autor de "Exploradores del futuro" y "La Ciencia de los Superhéroes", viaja cinco años hacia adelante y nos envía la primera de sus historias sobre todo lo que presencia desde la perspectiva de una familia común y corriente.

La otra vida de Pi: el transporte del 2025

Al cumplirse casi cinco años de iniciada la pandemia, los autos privados son prohibidos, la inteligencia artificial invade el transporte, y la energía solar amenaza a la energía eléctrica

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.