Por primera vez se encuentra vapor de agua en un exoplaneta dentro de una zona habitable

ALEX BOERSMA

Después de analizar los datos del telescopio espacial Hubble, astrónomos descubrieron por primera vez rastros de vapor de agua en la atmósfera de una súper-tierra. Este descubrimiento es notable porque el exoplaneta K2-18b se encuentra en la zona habitable de su estrella y puede tener una superficie rocosa. El artículo fue publicado en la revista Nature Astronomy.

Las campañas de observación de la última década, llevadas a cabo utilizando telescopios terrestres y espaciales, muestran que las moléculas de agua son el tipo más común de moléculas después del hidrógeno en una atmósfera de exoplanetas gaseosos calientes.

Además, para los planetas similares a la Tierra, el agua puede ser un indicador de las condiciones de vida y desempeña un papel importante en la evolución de los planetas mismos. Dichos exoplanetas son difíciles de estudiar debido a su pequeño tamaño y altas temperaturas. Sin embargo, entre ellos podemos distinguir las súper-tierras con masas en el rango entre la Tierra y Neptuno, que son adecuadas para estudios espectroscópicos.

K2-18b

Ahora, un grupo de astrónomos dirigido por Angelos Tsiaras informó sobre el análisis de observaciones espectroscópicas del exoplaneta K2-18b utilizando el Telescopio Espacial Hubble en 2016 y 2017. El planeta fue descubierto en 2015, se encuentra en el sistema de enanas rojas y está ubicado a 111 años luz de nuestro Sol en la constelación de Leo. El exoplaneta orbita cada 33 días alrededor de su estrella y al mismo tiempo, está en la zona habitable, lo que significa que puede existir agua líquida en su superficie.

En 2017, otro grupo de astrónomos descubrió que la masa de K2-18b es de 8 masas terrestres, y puede ser una súper tierra rocosa o un planeta oceánico cubierto con una gruesa corteza de hielo. La temperatura efectiva del exoplaneta está en el rango de 200 a 320 kelvin.

Un análisis de los datos recopilados por Hubble y su comparación con varios modelos atmosféricos permitió concluir que las moléculas detectadas en la atmósfera K2-18b eran de vapor de agua, así como algo de hidrógeno y helio. Los astrónomos no excluyen que el metano, el nitrógeno y el amoníaco también puedan estar presentes en la atmósfera, pero aún no han podido detectarlos ni determinar la presencia de nubes en la capa de gas en el exoplaneta.

Sin embargo, es difícil hablar sobre la habitabilidad de K2-18b, ya que la estrella anfitriona se caracteriza por una fuerte actividad estelar, por lo que el exoplaneta, que está relativamente cerca de él, está expuesto a poderosos flujos de radiación.

El primero encontrado de su tipo

Los astrónomos señalan que este es la primera vez que se encuentran rastros de agua en la atmósfera de un exoplaneta, lo que lo convierte en uno de los principales objetivos para el futuro telescopio espacial infrarrojo James Webb. Tanto este dispositivo, como el futuro observatorio espacial ARIEL, que debería ir al espacio en 2028, deberán estudiar en detalle la composición de su atmósfera.

“Lo notable de este trabajo es que es uno de los pocos exoplanetas que se ajustan a la clase súper-tierra y se encuentran en la llamada zona habitable, es decir, son potencialmente adecuados para la emergencia y el mantenimiento de la vida”, dice uno de los autores del artículo científico, Sergey Yurchenko.

“Pero la singularidad principal es que este es el primero de estos planetas en la atmósfera en el que se encontraron rastros de agua. Y la singularidad de nuestro trabajo es que estamos entrando en una nueva era en el estudio de las atmósferas de los planetas similares a la Tierra”, añade.  

Anteriormente, hablamos sobre cómo los astrónomos lidiaron con las propiedades de dos exoplanetas recientemente descubiertos de la estrella Teegarden que también podrían ser potencialmente habitables.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.