Los gatos marcan su territorio con olores producidos por bacterias de su ano

Wikimedia

Genetistas estadounidenses han descubierto que las bacterias producen la mayoría de las sustancias olorosas que se pueden encontrar en la secreción de las glándulas anales de un gato de Bengala. De esta forma, han confirmado la "hipótesis de fermentación", según la cual las sustancias olorosas de los mamíferos son producto del metabolismo de sus bacterias simbióticas. El trabajo fue publicado en Plos ONE.

Las bacterias simbióticas viven en todo el cuerpo de los mamíferos, incluso en las glándulas anales, pequeños sacos que se encuentran a los lados del ano en muchos miembros del orden depredador.

Los científicos creen que pueden participar en la creación de un olor característico, con el que los animales marcan el territorio. Entonces, de acuerdo con la "hipótesis de fermentación", las bacterias metabolizan la secreción de las glándulas anales y producen sustancias olorosas que sirven como etiqueta.

Esta hipótesis tiene mucha evidencia, pero todas son indirectas. Por ejemplo, se sabe que los ratones microbianos que viven en condiciones estériles no producen trimetilamina, un componente clave del olor del ratón. Y las glándulas de las mangostas dejan de oler si se tratan con antibióticos.

Microbiomas y olores

Mei Yamaguchi y sus colegas de la Universidad de California estudiaron microbiomas de las glándulas anales de otro carnívoro: el gato de Bengala. El experimento involucró a un animal, que el propietario acordó proporcionar para el estudio. El equipo recolectó las secreciones de las glándulas anales del felino y aisló bacterias y sustancias olorosas.

Los científicos encontraron que el 98% de los gérmenes de las glándulas anales pertenecen a solo 6 géneros. Todos ellos se han encontrado previamente en los intestinos o el tracto urinario de los mamíferos. Los investigadores lograron formar representantes de tres de estos géneros en el laboratorio y recolectar productos metabólicos.

Resultó que las bacterias producen 57 sustancias olorosas diferentes. De estos, 52 coincidieron con lo que los investigadores descubrieron en la secreción de las glándulas anales (un total de 89 sustancias fueron aisladas de allí). Se encontraron previamente 11 sustancias (aldehídos, alcoholes, ácidos grasos de cadena corta y otros) en la excreta o excremento de otros mamíferos depredadores.

Además, los científicos describieron 41 sustancias por primera vez, que no se habían encontrado anteriormente en las secreciones de las glándulas anales. Sin embargo, todos ellas pueden ser subproductos de procesos bioquímicos bacterianos y algunos, los alcoholes aromáticos, no se forman en absoluto en el cuerpo del animal.

Un argumento más  

Por lo tanto, los científicos agregaron otro argumento para de la "hipótesis de fermentación": la mayoría de las sustancias olorosas en los gatos son de origen bacteriano. Se puede suponer que el cuerpo del animal apoya específicamente a la comunidad microbiana en las glándulas anales para que le proporcione sustancias olorosas.

Al mismo tiempo, un conjunto de bacterias en sí mismo puede servir como señal e informar sobre la forma física del individuo que dejó la marca y si está relacionada con el que reconoce esta marca. Por otro lado, en parientes cercanos, la composición del microbioma puede ser similar.

En los humanos, los microbios también pueden ser una fuente de olor. Por lo tanto, por ejemplo, un trasplante bacteriano ayudó a los pacientes con osmidrosis, un fuerte y desagradable olor a sudor, a eliminar los síntomas de la enfermedad.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.