Telescopio espacial Hubble atrapó a la Vía Láctea robando gas intergaláctico

Good Free Photos

Astrónomos que utilizan el telescopio espacial Hubble descubrieron que entraba mucho más gas de lo que salía de la Vía Láctea. Se supone que el gas puede provenir de un entorno intergaláctico. En particular, la Vía Láctea puede tomar reservas de gas de sus galaxias satélite utilizando su campo gravitacional. El trabajo está disponible en el sitio de preimpresión arXiv.org.

Los astrónomos saben que la Vía Láctea acumula gas del medio ambiente, lo que permite que la galaxia apoye la formación de estrellas con el tiempo. A su vez, gracias a los vientos estelares y las explosiones de supernovas, el gas regresa al halo galáctico. Procesos similares de entrada y salida de gas regulan la tasa de formación de estrellas y juegan un papel importante en la circulación de materia bariónica en las galaxias. 

Pillada robando

Ahora, un grupo de astrónomos dirigido por Andrew Fox publicó un análisis de un archivo de datos de 200 sesiones de observación utilizando el Espectrógrafo de Orígenes Cósmicos del Telescopio Espacial Hubble, que ha estado explorando el halo de la Vía Láctea en el rango ultravioleta durante diez años.

Para encontrar nubes de gas ionizado frío (104 Kelvin), los científicos buscaron líneas de absorción creadas por silicio y carbono en los espectros de los quásares distantes, desde donde la luz pasó a través del halo de la Vía Láctea. En este caso, fue posible rastrear la dirección del movimiento del gas debido al cambio Doppler de líneas en el espectro. Además, se tuvo en cuenta la influencia de la corriente de Magallanes y las burbujas de Fermi en la circulación de gas: se restaron de la imagen general.


El método de búsqueda de flujos de gas en el halo utilizando el telescopio Hubble.
NASA, ESA y D. Player (STScI)

Los científicos esperaban ver una imagen de la igualdad aproximada de entrada y salida de gas de la Vía Láctea, pero resultó que actualmente está entrando en nuestra galaxia mucho más gas de lo que se pensaba. Las masas de gas que entran y salen del disco galáctico son significativas, lo que indica la corrección del modelo de "fuente galáctica", en el que el gas se recicla constantemente entre el disco y el halo.

Se supone que el gas puede provenir de un entorno intergaláctico. En particular, la Vía Láctea puede tomar reservas de gas de sus galaxias satélite utilizando su campo gravitacional. En el futuro, los astrónomos esperan obtener una imagen más completa del movimiento de los flujos de gas en nuestra galaxia, en particular, para estudiar los flujos de gas más caliente, así como para explorar galaxias grandes cercanas, como la Nebulosa de Andrómeda.

Anteriormente, hablamos sobre cómo el Hubble encontró que el Universo se estaba expandiendo mucho más rápido de lo esperado.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.