Gigantes reptiles y no mamíferos fueron los que reinaron Australia hasta hace relativamente poco

Laurie Beirne

Los paleontólogos han confirmado que en Australia, los mayores depredadores del Pleistoceno eran reptiles, no mamíferos. Entre ellos había un lagarto monitor gigante, un pariente de Komodo, un cocodrilo terrestre de 250 kilogramos y una serpiente que pesaba 150 kilogramos. Los científicos llegaron a esta conclusión después de realizar investigaciones de campo y estudiar publicaciones sobre fósiles encontrados en el continente durante los últimos 15-20 años. Los resultados se resumen en un editorial en Science.

Durante millones de años, hubo una megafauna en Australia, la mayoría de las cuales desapareció hace 40-50 mil años. Los investigadores creían que los principales depredadores en ese momento eran mamíferos: un león marsupial, cuatro especies de demonios marsupiales y una tilacina de lobo marsupial.

Entre los depredadores había reptiles, incluido un lagarto monitor gigante llamado Megalania prisca, un pariente de Komodo, que pesaba unos 300 kilogramos. Sus fósiles eran bastante raros, por lo que los paleontólogos creían que los lagartos gigantes no eran visibles en los ecosistemas del continente.

Depredadores inesperados

Pero algunos investigadores creían que los grandes reptiles terrestres constituían la mayoría de los depredadores de Australia desde el Mioceno (el período comenzó hace 23 y terminó hace 5,33 millones de años). Ahora un equipo de paleontólogos dirigido por Gilbert Price de la Universidad de Queensland ha confirmado esta hipótesis.

Los investigadores presentaron los resultados de su propia investigación de campo, y analizaron la literatura científica que describe los fósiles que se encontraron en el continente durante los últimos 15 años.

El equipo descubrió que, además del lagarto monitor gigante Megalania prisca, Australia fue hogar de una especie desconocida de cocodrilos terrestres gigantes que pesaron alrededor de 250 kilogramos, una serpiente Wonambi naracoortensis que pesa alrededor de 150 kilogramos y dos especies más de enormes lagartos monitores. Es decir, el número de reptiles depredadores gigantes en Australia fue mucho mayor de lo que se pensaba.


Esqueleto de un león marsupial (Thylacoleo carnifex) en el Parque Nacional Cuevas de Narakurt
Karora / Wikimedia Commons

Los humanos

Después de la extinción de la megafauna, los mamíferos, los demonios marsupiales y los lobos marsupiales se convirtieron en los principales depredadores del continente. Hace unos cuatro mil años, los aborígenes trajeron perros dingo a Australia, que eran cazadores más efectivos que los demonios y lobos marsupiales, y probablemente causaron su desaparición en el continente.

Luego a finales del siglo XVIII, los europeos trajeron gatos y zorros, los cuales eventualmente se convirtieron en una amenaza para las especies endémicas de aves y mamíferos. Actualmente se considera que estas especies son la causa de la extinción de 28-30 especies y subespecies de mamíferos locales.

“El estudio muestra que el predominio de los depredadores placentarios en nuestro continente es completamente anormal. Reinan sin control en ausencia de reptiles gigantes extintos de la edad de hielo”, dice Price.

Los investigadores culpan al cambio climático y al exterminio humano por la extinción de la megafauna de Australia. Actualmente, otro animal traído por los propios humanos se ve como el causante de poner en riesgo otras especies: los gatos. Por eso, el gobierno australiano quiere exterminar dos millones de estos felinos.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.