Agujeros negros supermasivos les quitaron nuevas estrellas a las galaxias enanas

HST/NASA/ESA

Astrónomos confirmaron la idea de que la actividad de los núcleos galácticos asociada con el "comportamiento" de los agujeros negros supermasivos en ellos puede regular la formación de nuevas estrellas. Esto significa que los modelos existentes para la formación de galaxias necesitan refinamiento. El artículo fue publicado en The Astrophysical Journal.

Las observaciones a largo plazo confirman los modelos en los que el crecimiento y la evolución de los agujeros negros supermasivos y sus galaxias anfitrionas están relacionados a través de la actividad del núcleo galáctico. En las galaxias masivas, la presencia de un núcleo activo conduce a la formación de poderosos flujos de gas, que juegan un papel importante en las teorías de la formación de galaxias en el marco del modelo cosmológico ΛCDM, que regula y suprime la formación de estrellas.

Si consideramos las galaxias enanas (menos de 1010 masas solares), entonces la mayoría de los trabajos teóricos explican la regulación de los procesos de formación de estrellas en ellos exclusivamente por reionización y retroalimentación de estrellas, como explosiones de supernovas o vientos estelares.

Se han observado poderosos flujos de gas causados ​​por un estallido estelar en algunas galaxias pequeñas, como M82. Sin embargo, hay un pequeño número de galaxias enanas aisladas sin signos de formación activa de estrellas en el pasado reciente, lo que no puede explicarse ni por la influencia gravitacional de las galaxias más grandes ni por la influencia de la población estelar.

Además, las observaciones en los rangos óptico e infrarrojo de muchas galaxias enanas cercanas a nosotros revelaron signos de la presencia de núcleos activos, lo que sugiere la necesidad de considerar la influencia de la actividad de los agujeros negros centrales en la evolución de tales objetos.

El estudio

En la investigación, un grupo de astrónomos dirigido por Christina Manzano-King presentó los resultados de un análisis de datos de una encuesta Sloan Digital Sky Survey. Los científicos estudiaron las imágenes de 50 galaxias enanas y buscaron signos de actividad del núcleo galáctico, luego se estudiaron objetos interesantes utilizando los telescopios del Observatorio Keck.

En 13 galaxias enanas, se detectaron largos flujos de gas ionizado (hasta un radio efectivo de la galaxia) a alta velocidad (hasta dos mil kilómetros por hora) alejados de la galaxia, y nueve de ellos mostraron signos de la presencia de un núcleo galáctico activo.


Imágenes de 13 galaxias enanas de la encuesta SDSS, que muestran signos de una extensa salida de gas de la galaxia.
Christina M. Manzano-King et al. / The Astrophysical Journal (2019).
 

Por lo tanto, se ha subestimado la idea de que la actividad del núcleo en las galaxias enanas asociadas con los agujeros negros supermasivos puede regular la formación de estrellas y los modelos de formación de galaxias deberían tenerlo en cuenta. En el futuro, los astrónomos pretenden determinar los parámetros de tales flujos de gas en galaxias similares, estos datos serán necesarios para construir modelos teóricos del crecimiento y la evolución de las galaxias enanas.

Anteriormente, hablamos sobre cómo los astrónomos examinaron cuatro galaxias enanas oscuras que se descubrieron hace varios años y son satélites de la Vía Láctea. Algunos de estos objetos se parecían más a cúmulos globulares que a galaxias.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.