Telescopio espacial TESS encontró un planeta “improbable” dentro de una expansión estelar

ESA 

Un equipo internacional de astrónomos ha analizado las observaciones del telescopio espacial TESS de las estrellas HD 212771 y HD 203949. Resultó que en uno de ellas el planeta está tan cerca de la estrella que debería haber sido absorbida en la etapa de expansión. Lo más probable es que antes el planeta estuviera más lejos y migrara al centro relativamente recientemente, escriben los autores en The Astrophysical Journal.

El telescopio TESS está diseñado para estudiar estrellas en un vecindario soleado. En primer lugar, su objetivo es buscar exoplanetas por el método de tránsito, es decir, en función de los cambios en el brillo de los cuerpos cuando los objetos pasan a través de su disco.

Astrosismología

Sin embargo, las mediciones extremadamente precisas de los flujos de radiación mediante los instrumentos de TESS permiten muchos otros estudios, incluso en el campo de la astrosismología, es decir, la ciencia de las oscilaciones de estrellas. Esto también se ve facilitado por el programa de observación del telescopio, en el que cubrirá casi todo el cielo y recopilará información sobre una gran cantidad de objetos.

La astrosismología es especialmente productiva en el caso de estrellas similares al Sol o gigantes rojas, ya que las capas externas de tales luminarias están en movimiento convectivo, debido a lo cual pueden ocurrir oscilaciones a gran escala con una amplitud notable.

En el contexto del estudio de los exoplanetas, la astrosismología puede indicar tanto la presencia de tales objetos en órbita alrededor de la estrella como propiedades detalladas, como la orientación relativa de los momentos angulares y orbitales, así como la excentricidad de los planetas.

Nuevas lecturas a viejas estrellas

Ahora, el trabajo de un equipo internacional de astrónomos con la participación de Tiago Campante de la Universidad de Oporto en Portugal está dedicado al estudio de las estrellas HD 212771 y HD 203949 utilizando el telescopio TESS.

Estas estrellas, que se sabía tenían exoplanetas, ya habían sido descubiertas previamente usando el método de velocidad radial. Con el nuevo estudio, los científicos también han medido sus fluctuaciones.

Un análisis de las oscilaciones permitió hacer nuevas estimaciones de masas, edades, temperaturas superficiales, radios, densidades y gravedad para ambas luminarias. Resultó que la masa de HD 203949 se sobreestimó significativamente en el análisis inicial hace varios años: en lugar de 2.1 masas del Sol en el nuevo trabajo, se obtuvo 1.0-1.2.

Tal cambio requirió el recálculo de los parámetros del exoplaneta, ya que el método de velocidad radial con el que se descubrió originalmente depende en gran medida de la masa del objeto central.

Al contar la influencia del planeta en una luminaria de una masa más pequeña, resultó que para explicar los datos de observación, era necesario que estuviera a una distancia de aproximadamente 0,65 unidades astronómicas de la estrella, y su masa fuera cinco veces o un poco más que la masa de Júpiter.

Estrella en expansión  

Dado que la estrella madre HD 203949 puede haber sido una gigante roja que ya experimentó expansión y un destello de helio, el planeta en una órbita tan cercana debería haber sido destruido.

Las simulaciones numéricas realizadas por los autores indican que el planeta inicialmente podría estar mucho más lejos, a una distancia de aproximadamente 3.1-3.5 unidades astronómicas. Luego, durante la pérdida de masa activa de la estrella, debido a las interacciones de las mareas, el planeta pudo haber migrado más cerca de la estrella.

Anteriormente, con la ayuda del telescopio TESS, los astrónomos examinaron en detalle la brecha de la estrella con un agujero negro, aprendieron las propiedades de un Saturno caliente utilizando el método de astrosismología, encontraron un exoplaneta joven en la etapa de compresión y descubrieron un sistema de tres exoplanetas y una enana roja.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.