La desigualdad social puede notarse en los genes de los británicos

Wikimedia Commons 

Científicos europeos han descubierto rastros de estratificación social a nivel genético en la población del Reino Unido. Descubrieron que las personas con conjuntos similares de genes y una predisposición a ciertas enfermedades viven en las mismas regiones del país, incluso si no son parientes, y esto depende del bienestar económico de la región. El estudio fue publicado en Nature Human Behavior.

Hasta ahora, se creía que diferentes variantes de genes se distribuían aproximadamente al azar en una población. Esta suposición se basa en el método de aleatorización mendeliano recientemente popularizado. Su esencia es la siguiente: si ciertas variantes de genes están asociadas con un rasgo particular, podemos suponer que el rasgo en la población se distribuye aleatoriamente.

Luego podemos verificar si es cierto que las personas con este síntoma tienen más probabilidades de tener esta o aquella enfermedad. Y si es así, entonces podemos suponer que hemos establecido una relación causal.

El nuevo estudio

Ahora Abdel Abdellaoui, de la Universidad de Amsterdam, y sus colegas han descubierto una trampa en este método. Mostraron que las variantes genéticas pueden distribuirse en una población lejana de manera aleatoria. Esto podría estar influenciado, por ejemplo, por las rutas de migración de personas de varios grupos sociales entre países o incluso dentro del mismo país.

Los científicos han utilizado los datos de la base de datos genéticos del Reino Unido UK Biobank. De allí seleccionaron a unas 455,426 personas de diferentes regiones del país. Para cada uno de ellos, se evaluó un indicador de riesgo poligénico; esta es una probabilidad relativa de que una persona tenga uno u otro signo.

Para calcular este riesgo, los científicos tomaron un conjunto de variantes de genes que pueden asociarse con este rasgo, y resumieron los valores para cada gen, multiplicados por coeficientes que reflejan la importancia de un gen particular.

Los científicos calcularon los indicadores de riesgo poligénicos para una serie de signos: había dos fisiológicos, por ejemplo, índice de masa corporal, diabetes o riesgo de desarrollar diabetes, y factores sociales, por ejemplo, el nivel de educación.

Al mismo tiempo, los investigadores tomaron información sobre qué variantes genéticas afectan los rasgos de los artículos cuyos autores no trabajaron con el Biobank del Reino Unido. Esto con el fin de asegurarse de que el conjunto de estas variantes genéticas no sea exclusivo de los británicos.


Las personas se dividen en cinco grupos (componentes principales, PC), según la combinación de indicadores de riesgo poligénicos por diversos motivos. En diferentes regiones del Reino Unido, se producen en diferentes frecuencias.
Abdellaoui et al. / Nature Human Behavior, 2019  

Una sorpresiva relación  

Los investigadores han descubierto que los indicadores de riesgo poligénico por una variedad de razones están distribuidos de manera desigual en todo el Reino Unido. En otras palabras, las personas en el norte del país están predispuestas a otras condiciones y enfermedades que en el sur o en Wells.

Pero incluso cuando los científicos incluyeron las genealogías de personas en su modelo como uno de los factores, este efecto no desapareció. Es decir, esto significa que las personas en diferentes regiones del Reino Unido viven con un nivel similar de riesgo de desarrollar ciertos síntomas, incluso si no son parientes.

Esta dependencia fue especialmente pronunciada para el nivel de educación. Los autores del trabajo llamaron la atención sobre el hecho de que el indicador de riesgo poligénico para el nivel de educación fue el más bajo (aproximadamente -0.2 en comparación con 0.2 en promedio en el país) en las regiones "mineras" con un alto índice de angustia económica (Índice Townsend).

Cuando los investigadores comprobaron cómo se distribuyen los indicadores de riesgo para otros signos en Inglaterra, descubrieron que son muy diferentes entre los habitantes de estas regiones y el resto de los británicos.

Los indicadores de riesgo para las personas que abandonaron las ciudades mineras fueron los más diferentes. Por ejemplo, el puntaje de riesgo poligénico para el índice de masa corporal fue de aproximadamente 0.1 para personas en una región pobre, -0.5 para personas en otras áreas del país y -0.1 para aquellos que dejaron una región pobre por una rica.


Distribución del indicador de riesgo poligénico para el nivel de educación (rojo) por regiones del Reino Unido (dos mapas a la izquierda). El valor del índice Townsend (desventaja económica, dos cartas a la derecha). El color negro rodea las regiones mineras. 
Abdellaoui et al. / Nature Human Behavior, 2019

El dinero, el factor común

Los científicos creen que de esta manera lograron ubicar la estratificación de la sociedad a nivel genético. Cuanto más fuerte se asociaba un atributo particular con la situación socioeconómica, mayor era el grado de agrupación de indicadores de riesgo para este atributo.

Estos son probablemente rastros de industrialización: una vez que los representantes de los pobres entraron a las minas y se establecieron a su alrededor. Ahora los inmigrantes pobres continúan llegando a estas áreas, y las personas que están interesadas en la educación y la carrera, por el contrario, los abandonan.

Los autores señalan que tal manifestación de desigualdad social puede distorsionar los resultados de los estudios estadísticos; puede resultar que las variantes genéticas no estén distribuidas uniformemente en la población.

En este caso, la desigualdad de una manera distorsiona los datos en otra. Por ejemplo, puede mostrar que, si las personas tienen un indicador de riesgo poligénico más bajo para su nivel de educación, a menudo vivirán en regiones pobres, comerán comida chatarra y serán obesas.

Anteriormente, los científicos descubrieron que crecer en pobreza puede modificar hasta un 8% de nuestros genes. La investigación, realizada por científicos norteamericanos, fue publicada en Physical Anthropology.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.