Conocido fármaco antiviral hace que la gripe sea más resistente

NIAID / Flickr

Científicos japoneses han descubierto que, bajo la influencia del recientemente aparecido fármaco antiviral baloxavir, el virus de la influenza adquiere una nueva mutación que lo hace resistente a la droga, pero no afecta la capacidad de reproducción y la infectividad. El estudio fue publicado en Nature Microbiology.

El medicamento

Xofluza (baloxavir marboxyl) fue aprobado oficialmente para su uso en Japón a finales de febrero de 2018. Este es el primer agente antiviral de su clase: el baloxavir bloquea la polimerasa, una enzima que copia la información genética del virus de la gripe y es eficaz contra cepas H1N1 y H3N2.

Durante la temporada 2018-2019, el nuevo fármaco representó alrededor del 40% de las ventas de medicamentos antivirales en Japón, y pronto debería aprobarse en otros 20 países.

Resistencia del virus

Incluso durante los ensayos clínicos, apareció información de que algunos pacientes desarrollaban resistencia. En el 10% de los adultos y el 23.4% de los niños que participaron en la tercera fase de los ensayos, se encontraron partículas virales con una mutación en la misma región del gen de la polimerasa.

Al mismo tiempo, también se encontró evidencia de que las cepas mutantes tenían problemas para multiplicarse, por lo que el desarrollo de resistencia no impidió que el medicamento fuera aprobado para uso público.

El nuevo estudio

Ahora Masaki Imai y sus colegas de la Universidad de Tokio resumieron la primera temporada del uso de baloxavir. Para empezar, estudiaron cómo la mutación deseada en la posición PA-I38 es común entre los representantes originales de los virus de la gripe. Los científicos recolectaron muestras de virus de 253 pacientes, pero solo en dos encontraron la mutación.

Uno de los casos de particular interés para los investigadores fue el de una niña de tres años que, aparentemente, contrajo una infección de su hermano mayor. El hermano había enfermado y logró recibir una dosis de baloxavir, que al principio alivió los síntomas, pero luego el virus comenzó a multiplicarse nuevamente. Ambos menores tenían la misma variante de virus mutante, lo que sugiere que la mutación no evitó que el virus se multiplique e infecte al nuevo huésped.

Un claro patrón

En total, los investigadores analizaron 38 muestras de virus en personas que habían sido tratadas con baloxavir. De estas, 22 estaban infectadas con la cepa H1N1 y 16 con H3N2, y entre ellos, 5 y 4, respectivamente, tenían una mutación en la misma región del genoma. De estas 9 personas, todas menos una eran niños, lo que probablemente indica que es más probable que el virus mute en el cuerpo del niño o que sobreviva más fácilmente después de la mutación.

Luego, los científicos decidieron verificar cómo cambiaban las propiedades del virus después de la mutación. Primero, infectaron los virus mutantes en un cultivo de células de riñón canino. Todos los tipos de mutaciones que pueden ocurrir en la posición PA-I38 permitieron que los virus se multipliquen en las células, aunque algo más débiles que las cepas originales (p = 0,0001-0,0065).

Probando la hipótesis

Después, los investigadores infectaron a hámsteres sirios con los mismos virus. Todos los tipos de virus mutantes causaron una infección, algo que podría rastrearse por la forma en que los animales perdieron peso. En algunos casos, los virus mutantes actuaban sobre los hámsters más débiles que los de grupo control, pero la especie no se distinguía del control. Esto significa que los virus conservan su capacidad de causar enfermedades y se multiplican en las células huésped después de la mutación.

Finalmente, los autores probaron la capacidad de transmisión de virus entre animales. Infectaron varios hurones con cepas mutantes y los colocaron en células con hurones sanos. Todos los animales sanos fueron infectados con éxito.

No es una amenaza seria

Por lo tanto, los científicos han confirmado que bajo la influencia del baloxavir, crece la cantidad de cepas resistentes del virus en la población, y estas cepas en sí mismas no se vuelven más seguras para las personas.

Esto no significa que el baloxavir represente una amenaza seria: la frecuencia de las mutaciones aún no es muy alta y otras drogas pueden afectar el virus. Sin embargo, esto limita las posibilidades de su uso, por ejemplo, en familias, donde la probabilidad de propagación de formas mutantes es bastante alta.

Anteriormente, científicos de la compañía farmacéutica Janssen en los Países Bajos han estado trabajado en una pastilla que imita a los anticuerpos y que podría ser utilizada para combatir todas las cepas de la gripe.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Novedades

Hay señales tan claras que a veces se vuelven áridas, rígidas, tirantes. A los ríos recién se los escucha cuando ya no les queda saliva. Entonces nos toca hablar a nosotros, infelices que no creemos habiendo visto. El río Paraguay es el nuevo desoído, el siguiente muerto que nos sigue dando vida para continuar siendo hijos del rigor. Así es el ciclo ingrato del hombre contra el agua

Crónica de una sequía anunciada

El río Paraguay es el nuevo desoído, el siguiente muerto que nos sigue dando vida para continuar siendo hijos del rigor

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.