El Gran Colisionador de Hadrones mejorado retrasará casi dos años su relanzamiento

CERN/ Julien Marius Ordan

Los físicos del CERN esperan un retraso en el lanzamiento del Gran Colisionador de Hadrones actualizado o HL-LHC (LHC de Alta Luminosidad): ya no será el 2026, como se estableció en los planos originales, sino en 2028. Esto fue afirmado por un participante en uno de los experimentos, un mensaje oficial del CERN debería ser publicado pronto.

El Gran Colisionador

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) es el acelerador de partículas más potente en la actualidad y fue creado para estudiar colisiones de haces de protones a altas energías, cuya interacción da lugar a una gran cantidad de partículas nuevas.

El principal logro de esta configuración fue el descubrimiento del bosón de Higgs. También se esperaba que el LHC pudiera encontrar nuevas partículas más allá de las predicciones del Modelo Estándar, pero estas esperanzas no se han materializado hasta ahora.

Periodos de pausa

El plan de operación del LHC implica tres sesiones de trabajo que duran varios años, durante las cuales se recopilan datos científicos. Entre las sesiones, la instalación se apaga y sus elementos se reemplazan por otros más nuevos, lo que permite aumentar la energía de colisión, la luminosidad y otros parámetros.  

En este momento, el Colisionador se encuentra en un segundo período para que se está usando para reequipar. La tercera sesión de trabajo comenzará en 2021. Según los planes originales, se suponía que duraría hasta finales de 2023, luego otra habría parada durante 2,5 años, y desde finales de 2026, el trabajo ya estaría en modo de alta luminosidad.

Cambio de planes

Sin embargo, estos planes están cambiando, dice Gustaaf Brooijmans de la Universidad de Columbia. La tercera sesión se extenderá por un año hasta el final de 2024, y la siguiente parada de medio año después se extenderá hasta la segunda mitad de 2027. En este caso, el trabajo completo del colisionador actualizado comenzará recién en 2028 con un retraso de aproximadamente un año y medio en relación con los planes iniciales.

La actualización a HL-LHC debería aumentar la luminosidad en unas diez veces. Este valor caracteriza la intensidad de las colisiones de partículas y determina la velocidad del conjunto de datos. Esto requerirá realizar mejoras a 1,2 kilómetros del anillo principal de 27. En particular, se instalarán nuevos imanes superconductores, generando un campo de 11-12 tesla, lo que reducirá el diámetro del haz alrededor de dos detectores principales: ATLAS y CMS.

La razón del retraso

Physics World señala que el retraso se debe principalmente a la falta de fondos por un monto de aproximadamente 128 millones de dólares (100 millones de libras). El medio especializado escribe que estos fondos deberían haber venido de uno de los países que no forman parte de la organización que colabora con el CERN.

Anteriormente se informó que el CERN abandonará los productos de Microsoft y comenzará una transición sistemática al software de código abierto, y el Gran Colisionador de Hadrones calentará casas aledañas con el exceso de calor.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.