Los padres con depresión podrían tener hijos con importante estructura cerebral reducida

Pixabay 

Científicos estadounidenses descubrieron que el cerebro de los niños cuyos padres fueron diagnosticados con depresión, tienen un volumen reducido de uno de los núcleos basales del cerebro: el putamen. Los hallazgos fueron publicados en Child & Adolescent Psychiatry.

Contexto

Uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de trastornos mentales es la presencia de un diagnóstico apropiado en los padres. Esta relación es muy pronunciada para el trastorno depresivo mayor, y el riesgo de desarrollar depresión aumenta no solo en presencia de depresión materna, sino también paterna.

La naturaleza de la influencia de este factor no está completamente clara, por lo que es muy importante evaluar los mecanismos neurales que pueden subyacer. Por eso, científicos de la Universidad de Columbia, liderados por David Pagliaccio, decidieron hacer estudiarla.

El estudio

El equipo analizó resonancias magnéticas estructurales de niños de 9 a 10 años: en total, se seleccionaron 11.876 y 4.521 niños para el análisis inicial y la posterior reproducción de los resultados, respectivamente.

Para cada niño, además de los escáneres cerebrales, había información disponible sobre la presencia de depresión en los padres (por separado de las madres y los padres), datos demográficos (tanto los propios niños como sus padres) y otra información, incluyendo, si los padres estaban casados. La presencia de depresión también se evaluó en los propios niños: según los psiquiatras de los propios niños y el uso de encuestas estandarizadas de terceros.

Los resultados

Se diagnosticó depresión en los padres de aproximadamente un tercio de los participantes en la muestra. Un análisis de los IRM de sus cerebros mostró diferencias notables en el volumen de algunas estructuras cerebrales en comparación con otros niños, pero solo hubo una estadísticamente significativa (p <0.01): en los niños cuyos padres sufrieron depresión, se observó un volumen de putamen más pequeño.

El efecto se observó en ambas muestras, pero en la primera fue más pronunciada para los participantes con antecedentes maternos de depresión, y en la segunda, con la paterna. Curiosamente, en los niños cuyos padres informaron depresión, el riesgo de tener la enfermedad era mayor, pero no estaba regulado por cambios estructurales en el cerebro.

Estructura clave

El putamen es una de las estructuras clave que interviene en la síntesis y el trabajo del neurotransmisor de dopamina, un componente importante del sistema de recompensa del cerebro. Según los autores, una disminución en esta estructura asociada con la presencia de depresión en los padres puede afectar el desarrollo de una respuesta normal a una recompensa de estímulo y, como resultado, a la anhedonia y la depresión.

En este caso, el efecto es más probable a largo plazo, ya que no se encontró la relación entre el volumen del putamen y la presencia de depresión en los propios niños. Para averiguarlo, es necesario realizar estudios a largo plazo con observaciones de ya adultos.

También vale la pena aclarar que anteriormente la relación entre la estructura del putamen y los síntomas de depresión en los adolescentes ya se encontró: en un estudio el año pasado, una disminución en el volumen de este sitio y los síntomas mentales se asociaron con la intimidación.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.