StartUp llega a acuerdo con ESA para lanzar un recolector de desechos espaciales

ClearSpace

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha firmado un acuerdo con la startup suiza ClearSpace para lanzar un dispositivo de control de desechos espaciales en 2025. Como primera misión, el satélite buscará atrapar la segunda etapa del cohete Vega, que fue lanzado en 2013, dijo la organización.

El contexto actual

El activo uso del espacio cercano a la Tierra en las últimas décadas ha llevado a la aparición de una gran cantidad de desechos espaciales en la órbita del planeta. En total, según los científicos, hoy alrededor de la Tierra gira más de medio millón de objetos no gestionados de más de un centímetro.

La acumulación continua de escombros de satélites y partes de cohetes en órbita puede ser un problema grave para la seguridad de las naves existentes y de otros nuevos. En este sentido, muchas compañías, tanto empresas emergentes como agencias espaciales estatales, están desarrollando planes para limpiar el espacio cercano a la Tierra. Sin embargo, hasta ahora ninguno de estos programas ha sido implementado.

La nueva propuesta

La ESA planea convertirse en la primera organización en implementar tal idea, lo que se confirma mediante la información publicada sobre la firma de un contrato con ClearSpace. En 2025, una misión llamada ClearSpace-1 traerá desde la órbita una pieza de un cohete Vega de cien kilogramos, que ha estado en el espacio desde 2013.

Según el acuerdo, la startup ClearSpace, establecida por un grupo de investigadores experimentados en desechos espaciales de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, podrá presentar la versión final del proyecto dentro de unos meses, y su implementación comenzará en marzo de 2020. El costo estimado del proyecto es de $ 129 millones, esto debería cubrir tanto el desarrollo como el lanzamiento del dispositivo.


ClearSpace / youtube.com

En este momento, ClearSpace está completando la selección de empresas para la cooperación, ya que se dedicará al desarrollo del dispositivo y planea ordenar su creación a organizaciones de terceros.

Según el director ejecutivo de la compañía, Luc Piguet, el satélite, que aún no tiene nombre propio, tendrá un alto grado de autonomía y no pesará más de 400 kilogramos. Por el momento, los diseñadores están inclinados a utilizar tracción química en órbita, pero en el futuro no excluyen la posibilidad de utilizar motores químicos y eléctricos.

Algunos detalles

Como objetivo, se seleccionaron los elementos cónicos del sistema de salida de carga útil compartida Vespa, que permite que el cohete Vega entregue dos satélites en órbitas con diferentes parámetros. Ahora se encuentra a una altitud de aproximadamente 800 kilómetros, lo que lo convierte en un objetivo adecuado debido a su distancia relativamente pequeña, así como a su forma simple y estructura rígida.

Además, su tamaño, corresponde aproximadamente a un pequeño satélite, del cual ya hay muchos en el espacio, y teniendo en cuenta los planes para poner en funcionamiento los sistemas mundiales de Internet por satélite, estos objetos pueden aparecer mucho más.

El primer limpiador de órbita tendrá que traer el objetivo junto con él, para que ambos se quemen en la atmósfera de la Tierra. En el futuro, se planea crear dispositivos reutilizables que puedan eliminar varios desechos sin destruirse.

Anteriormente, ya se habían presentado una serie de propuestas para limpiar la órbita de la Tierra de los desechos espaciales, incluidos los satélites con una capa adhesiva para pegar desechos y trampas electrodinámicas para reducir la velocidad del vuelo de los escombros. El año pasado, un limpiador de satélites captó por primera vez un simulador de desechos espaciales en una red.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Novedades

Nuestro reportero del futuro Juan Scaliter, autor de "Exploradores del futuro" y "La Ciencia de los Superhéroes", viaja cinco años hacia adelante y nos envía la primera de sus historias sobre todo lo que presencia desde la perspectiva de una familia común y corriente.

La otra vida de Pi: el transporte del 2025

Al cumplirse casi cinco años de iniciada la pandemia, los autos privados son prohibidos, la inteligencia artificial invade el transporte, y la energía solar amenaza a la energía eléctrica

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.