La sonda Parker pudo captar el escurridizo rastro de polvo del asteroide Faetón

El rastro de polvo del Phaeton en la imagen WISPR tomada el 5 de noviembre de 2019.
Brendan Gallagher / Guillermo Stenborg / Marina de los EE. UU.

La sonda solar Parker fotografió el rastro de polvo del asteroide Faetón, que durante mucho tiempo no se pudo captar. El asteroide en sí, según los científicos, es un cometa destruido y es responsable de la lluvia de meteoritos Gemínidas, según el sitio web del Laboratorio de Investigación Naval de EE.UU.

Lo que debes saber

La fuente principal de las lluvias de meteoros observadas desde la Tierra son las familias de asteroides cercanas a la Tierra o los cometas periódicos. En particular, las Oriónidas y las Perseidas están compuestas de partículas de polvo de los cometas Halley y Swift-Tuttle, que se mueven en casi las mismas órbitas que los cometas.

Una de las lluvias de meteoros anuales más grandes y brillantes, con un pico en la noche del 13 al 14 de diciembre, son las Gemínidas, que los científicos sugieren que están compuestas de partículas del asteroide cercano a la Tierra (3200) Faetón. Su órbita fuertemente alargada es similar a la de un cometa, y su tipo espectral raro y los casos de registro de actividad en forma de emisiones de polvo permiten a los astrónomos clasificarlo como un cometa rocoso, prácticamente desprovisto de sustancias volátiles.

La observación de Parker

Durante mucho tiempo, los astrónomos no pudieron obtener una imagen de la nube de polvo, que se creía que seguía al asteroide, moviéndose en su órbita. Sin embargo, ahora esto lo ha hecho el instrumento WISPR (Wide-Field Imager for Solar Probe) de la sonda Parker, que actualmente está explorando el Sol.

El sistema óptico de la sonda es lo suficientemente sensible como para ver las características estructurales del viento solar y los objetos ubicados cerca de la estrella e inaccesibles a los telescopios terrestres, y en noviembre de este año pudo detectar el escurridizo rastro de polvo de Faetón.

Faetón

Los datos obtenidos por la sonda permitieron estimar la masa (alrededor de mil millones de toneladas) y la longitud (más de 22.5 millones de kilómetros) del rastro de polvo que sigue al asteroide, la cual es claramente visible en las imágenes debido a la mayor densidad de partículas en la estela cerca del Sol. Se cree que hace unos dos mil años, el asteroide pudo sobrevivir al cataclismo responsable de la fuerte pérdida de masa que provocó el flujo de Gemínidas.

Anteriormente, hemos escrito sobre la sonda más rápida jamás construida por los humanos. Por ejemplo, hace unos días hablamos sobre los misterios del Sol que estamos resolviendo y en agosto de este año el equipo a cargo de la misión publicó un impresionante video del viento solar.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Novedades

Nuestro reportero del futuro Juan Scaliter, autor de "Exploradores del futuro" y "La Ciencia de los Superhéroes", viaja cinco años hacia adelante y nos envía la primera de sus historias sobre todo lo que presencia desde la perspectiva de una familia común y corriente.

La otra vida de Pi: el transporte del 2025

Al cumplirse casi cinco años de iniciada la pandemia, los autos privados son prohibidos, la inteligencia artificial invade el transporte, y la energía solar amenaza a la energía eléctrica

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.