China lanzó sus dos últimos satélites para completar su propio “sistema GPS”

Guo Wenbin / Xinhua

China lanzó dos nuevos dispositivos de sistema de navegación por satélite BeiDou, que ahora cuenta con una constelación de 24 satélites en órbita media, el número mínimo para la operación global. Según Xinhua, los desarrolladores afirmaron que el sistema chino está listo para funcionar sin problemas.

Contexto

Los sistemas de navegación por satélite se utilizan para determinar con precisión la posición de los objetos en la superficie de la Tierra. Funcionan sobre la base de comparaciones de reloj: la órbita de cada satélite se conoce con gran precisión, por lo tanto, al medir el tiempo de retraso de la señal de varios dispositivos, puede calcular las coordenadas del receptor.

Hasta hace poco, había tres sistemas de satélites globales: el GPS estadounidense, el GLONASS ruso y el Galileo europeo. Para funcionar a nivel global, es decir, en casi cualquier punto de la superficie de la Tierra (generalmente se ignoran las regiones polares y las regiones escasamente pobladas de los océanos), se necesitan docenas de satélites en diferentes órbitas, ya que para determinar la posición, al menos cuatro satélites deben ubicarse en el horizonte.

El sistema chino

El lunes 16 de diciembre, el cohete Changzheng-3B se lanzó con dos nuevos satélites del sistema de navegación chino BeiDou desde el cosmodromo de Xichang. Según la información publicada, la nave espacial entró en órbitas calculadas con una altitud de unos 21.800 kilómetros y una inclinación de 55°, completando así la formación de una constelación de 24 satélites en la órbita terrestre media.

En total, el sistema BeiDou debe incluir al menos 30 satélites: 24 en la órbita media, 3 en las órbitas geosíncronas de mayor inclinación y 3 en las geoestacionarias. Esta ubicación permite en cualquier punto en tierra recibir una señal de al menos cinco o seis dispositivos.

En el verano de este año, el sistema europeo Galileo experimentó un mal funcionamiento importante, por lo que no estuvo disponible durante varios días. Después de aproximadamente una semana, la operación se restableció y se conoció que la causa fue un mal funcionamiento del equipo de tierra.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.