A pesar de no ser primates, los koalas se mueven como monos entre los árboles

Needpix 

Los koalas se mueven a través de los árboles, alternando extremidades de forma similar a como lo hacen los primates. Los investigadores llegaron a esta conclusión al grabar en video el movimiento de seis koalas en el zoológico de Queensland. Además, explican esta diversidad de la marcha por la convergencia parcial de koalas y primates debido a un hábitat similar. El estudio fue publicado en Journal of Experimental Biology

Lo que debes saber

La vida en los árboles impone en el cuerpo restricciones más serias que en la tierra o el agua. El sustrato sobre el cual los animales arbóreos pueden moverse se rompe constantemente, obligándolos a cambiar la trayectoria del movimiento. Al mismo tiempo, tienen que estabilizar adicionalmente el cuerpo para no caer desde una gran altura.

Los primates están considerados como los más avanzados en el campo de vivir en los árboles, ya que los árboles forestales son el hábitat principal para su desplazamiento. En particular, los primates usan un tipo de movimiento diagonal, en el que reorganizan las extremidades superiores e inferiores opuestas simultáneamente.

Tales movimientos les dan estabilidad especial en troncos inclinados. A excepción de los primates, nadie puede moverse así. Quizás una de las pocas excepciones conocidas es la zarigüeya esponjosa. 

El nuevo estudio

Los koalas son parientes muy lejanos de los primates, pero viven en condiciones similares. La estructura de su cuerpo recuerda a los de los monos: tienen extremidades relativamente largas y un pulgar oponible. Por eso, un equipo de científicos de la Universidad de Sunshine Coast en Australia, dirigido por Christopher Clemente, decidió verificar si los koalas habían adquirido un modo de movimiento similar al de los primates.

Para esto, observaron cómo 6 koalas del zoológico de Queensland se movían en el suelo, en los árboles y los troncos inclinados. Los investigadores filmaron todos los movimientos inmediatamente antes e inmediatamente después de alimentar a los animales, por lo que había una mayor probabilidad de que estuvieran activos.

En total, los científicos lograron registrar 192 casos de movimiento, de los cuales 47 ocurrieron en el suelo, 89 en un árbol horizontal, 33 descendiendo de un tronco y 29 ascendiendo en un árbol. La velocidad de movimiento de los koalas varió según la superficie: un promedio de 1.13 m/s en el suelo y 0.41 m/s en los árboles. 

Evolución convergente

En el suelo, los animales se movían a diferentes velocidades, y el tipo de movimiento dependía de ello: de un movimiento lento podía ir a un “galope” y a saltos separados. Los investigadores no notaron ningún salto en los árboles, y lo que correspondía al “galope” se parecía más a una marcha asimétrica.

Al mismo tiempo, los koalas a menudo usaban la marcha diagonal: al agarrar el árbol con las extremidades anteriores derecha e izquierda, las extremidades posteriores opuestas les correspondían en 72% y 96% de los casos, respectivamente.

Por lo tanto, la estrategia de los koalas resultó ser algo intermedio entre los primates y otros mamíferos, incluidos los marsupiales no arbóreos. Los koalas usan la marcha diagonal, como los primates, pero, a diferencia de ellos, podían cambiar a otros tipos de marcha.

En la tierra, su forma de moverse varía: tanto en velocidad como en el tipo de movimiento. Aparentemente, tal variedad de marcha refleja su convergencia parcial con los primates, y los autores sugieren que se pueden encontrar estrategias de movimiento similares en otros marsupiales arbóreos.

Anteriormente, hablamos sobre por qué los koalas prefieren las hojas venenosas de eucalipto, y cómo los científicos les enseñaron a comer otro tipo de eucalipto mediante el trasplante de bacterias intestinales. Y para evitar que la población de koalas se redujera, los investigadores aprendieron a seguirlos con la ayuda de aviones no tripulados.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.