Misterio extragaláctico: estos agujeros negros no están donde se esperaba

Imagen referencial de la galaxia enana IC10. / Wikimedia Commons

Los modelos actuales de galaxias consideran que las galaxias enanas son demasiado pequeñas (poco masivas) para albergar un agujero negro masivo o supermasivo en su interior. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en The Astrophysical Journal revela a más de una docena de estos vagando por las afueras de estas galaxias. 

El estudio fue encabezado por Amy Reines, astrofísica de la Universidad Estatal de Montana (MSU) que observó más de 111 galaxias enanas en un radio de mil millones de años luz desde la Tierra. Con ayuda del Very Large Array, un radiotelescopio del Observatorio Nacional de Radio Astronomía en Nuevo México, EE.UU., la investigadora identificó 13 galaxias que “casi con certeza” albergan agujeros negros masivos. 

Inesperado

Lo más resaltante del estudio de Reines es que la mayoría de los agujeros negros que encontró no estaban en el lugar que se esperaba. 

"Todos los agujeros negros (masivos o supermasivos) que había encontrado antes estaban en los centros de galaxias", explicó Reines, profesora asistente del Departamento de Física del Colegio de Letras y Ciencia. Sin embargo, los agujeros negros que encontró en estas galaxias enanas no estaban en el centro. “Estaban vagando por las afueras. Me quedé impresionadacuando vi esto", afirmó.

Descentrados

Los resultados de Reines concuerdan con las simulaciones hechas por Jillian Bellovary, investigadora asociada del Museo Americano de Historia Natural. Gracias a ellas predijo que a menudo los agujeros negros masivos en galaxias enanas podrían estar descentrados. Esto se debería a la forma en que estas galaxias interactúan mientras se mueven en el espacio.

"Hay muchas oportunidades para hacer nuevos descubrimientos porque estudiar los agujeros negros en las galaxias enanas es un campo nuevo", dijo la investigadora. 

Muchísima gente está definitivamente cautivada por los agujeros negros. Es particularmente hermoso cuando nuevos descubrimientos rompen nuestra comprensión actual de cómo funciona el universo. Como ejemplo, a finales del año pasado se encontró un agujero negro “imposible” en un sistema binario

 

Adrian Díaz

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma
Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.