Un hombre compra un Tesla usado y la compañía le desconecta el piloto automático de forma remota

Tesla

Tesla deshabilitó de forma remota el Sistema de asistencia al conductor avanzado (ADAS) del piloto automático en uno de los Modelo S después de que fue comprado por un nuevo propietario. Después de contactar a la compañía, le dijeron que no había comprado la opción de piloto automático de Tesla y que, por lo tanto, tenían que desactivarlo, informa Jalopnik.

Los antecedentes

Una de las características de los automóviles Tesla es que, al igual que las computadoras y los smartphones, reciben constantemente actualizaciones de software que agregan nuevas funciones y corrigen fallas. Muchas son bastante simples, pero también hay otros importantes como el ADAS, que Tesla agregó de forma remota con una actualización en 2015.

En general, este enfoque para dar servicio y actualizar automóviles se considera más conveniente que los viajes a un autoservicio, pero un caso reciente ha demostrado que este enfoque también tiene aspectos negativos.

El 15 de noviembre, un concesionario de automóviles compró un Tesla que había sido devuelto por tener fallas. Luego, el 20 de diciembre lo vendió a un tercero. Después de una de las actualizaciones a fines de diciembre, el nuevo propietario se quejó con Tesla de que había perdido la función de estacionamiento remoto automático y solo mantenía el control de crucero adaptativo.

La medida de Tesla

Resultó que el 18 de noviembre, después de la venta al distribuidor, Tesla realizó una auditoría remota y decidió desactivar las opciones avanzadas de piloto automático, porque “el cliente no compró el software”.

Después de otra llamada de Tesla, el representante explicó nuevamente que revisó el historial de sus compras y descubrió que no había pagado por las funciones de piloto automático (en la versión básica, Tesla se vende con control de crucero adaptativo, y las funciones ADAS restantes son comprado por separado cuando se compra o más tarde).

Jalopnik descubrió que antes algunos clientes ya habían encontrado el apagado remoto del piloto automático, y después de contactar a Tesla, recibieron la misma respuesta de que no había información sobre la compra de esta función en la base de datos.

Las actualizaciones remotas de automóviles pueden tener consecuencias más graves. Por ejemplo, el año pasado, el propietario de un automóvil eléctrico chino NIO activó una actualización durante un viaje y el auto se detuvo durante una en medio de una calle concurrida mientras ocurría el proceso.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Novedades

Hay señales tan claras que a veces se vuelven áridas, rígidas, tirantes. A los ríos recién se los escucha cuando ya no les queda saliva. Entonces nos toca hablar a nosotros, infelices que no creemos habiendo visto. El río Paraguay es el nuevo desoído, el siguiente muerto que nos sigue dando vida para continuar siendo hijos del rigor. Así es el ciclo ingrato del hombre contra el agua

Crónica de una sequía anunciada

El río Paraguay es el nuevo desoído, el siguiente muerto que nos sigue dando vida para continuar siendo hijos del rigor

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.