La música para gatos calma a los felinos mejor que la música clásica de los humanos

PxFuel 

Científicos estadounidenses descubrieron que, para reducir el estrés de los gatos durante un examen en una veterinaria, se puede usar música especialmente grabada para ellos con el sonido de los ruidos que hacen los gatos al alimentarse. Los resultados fueron publicados en Journal of Feline Medicine and Surgery.  

Contexto

Uno de los efectos importantes de la música es un cambio en el estado psicológico de la persona que lo escucha. Es por eso que a menudo se usan varias melodías, por ejemplo, en psicoterapia, y un metanálisis realizado hace un par de años incluso mostró que la música puede reducir la ansiedad y el dolor en pacientes quirúrgicos después de la cirugía.

Curiosamente, el efecto calmante de la música se prueba con éxito no solo en humanos, sino también en animales: la música clásica, por ejemplo, reduce el estrés en perros que viven en refugios, así como en gatos cuando visitan clínicas veterinarias.

Se supone que no es la música humana la que puede ser más efectiva para reducir el estrés en los animales, sino las melodías que se crean específicamente para otras especies, teniendo en cuenta, por ejemplo, el rango de frecuencia del sonido que perciben y las características de comunicación natural.

En 2015 David Teie de la Universidad de Maryland grabó varias composiciones en las que utilizó sonidos y melodías de gatos en el rango de su vocalización (de 55 a 200 hertzios): con un poco de investigación, demostró que los gatos realmente prefieren esa música en vez de la de los humanos.

El nuevo estudio

Ahora Amanda Hampton de Louisiana State University y sus colegas utilizaron una de las composiciones de Teie para probar cómo cambian los niveles de estrés de los gatos en respuesta a la música felina y humana.

Veintiún (21) gatos participaron en su estudio: todos tuvieron que someterse a tres exámenes por un veterinario con una diferencia de dos semanas cada uno. En cada uno de los exámenes, los gatos incluyeron aleatoriamente música clásica (“Elegía” de Gabriel Foret) o música de gatos (“Scooter’s Bere Aria” de David Teie), o no incluyeron nada.

Antes, durante y después de cada examen, los investigadores midieron el nivel de estrés de los animales utilizando un cuestionario de comportamiento especial y evaluaron su reacción ante una persona cercana, y como un indicador fisiológico del estrés, los investigadores utilizaron la proporción de neutrófilos a linfocitos en la sangre.

Los indicadores de estrés y reacción a los humanos en los gatos no diferían antes del inicio del examen, pero durante el examen, ambos indicadores fueron más bajos en los gatos que escucharon música de gatos, en comparación con aquellos que incluían música clásica o no incluían nada. La música no influyó en los indicadores de estrés fisiológico. Curiosamente, en los gatos que escuchaban música para gatos, el estrés también se redujo significativamente incluso después del examen, cuando la música estaba apagada.


Indicadores de estrés y reacción a una persona durante un experimento al escuchar música clásica (rojo), música de gato (verde) o silencio (azul)
Amanda Hampton et al. /
Journal of Feline Medicine and Surgery

Los resultados

Por lo tanto, los investigadores han confirmado que los gatos están realmente más dispuestos a responder a la música especialmente creada para ellos: aparentemente, los sonidos del ruido que hacen los gatitos al alimentarse que se usaron en la grabación tienen un efecto calmante en los felinos.

Con respecto a los parámetros fisiológicos, los científicos señalan que la proporción de neutrófilos a linfocitos en respuesta al estrés aumenta bruscamente en respuesta a una situación estresante y vuelve a la normalidad solo después de unas pocas horas: lo más probable es que el gato haya sido transportado a una clínica veterinaria por estrés fisiológico, y su nivel no cayó en 20 minutos de inspección con música. Por eso los científicos insisten en que en otro estudio se vuelva a medir estos indicadores, tal vez después de un cierto tiempo.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.