Pandemia de coronavirus obliga a posponer dos años la misión ExoMars

Airbus

Los desarrolladores rusos y europeos decidieron posponer el lanzamiento de la misión científica conjunta ExoMars para 2022. Según Roscosmos, la razón del retraso fue la necesidad para pruebas adicionales, que deben confirmar la disponibilidad completa de todos los sistemas del rover y la plataforma de aterrizaje. Otras razones incluyen la pandemia de coronavirus, que afecta negativamente el desarrollo del proyecto.

Contexto

Según la Agencia Espacial Europea – ESA, como parte de las pruebas adicionales en el proyecto ExoMars, se llevarán a cabo verificaciones de software de la nave espacial y el rover, así como sus principales componentes y ensamblajes. La agencia también confirmó que el empeoramiento de la situación epidemiológica en Europa afectó negativamente el momento del proyecto.

Según el nuevo cronograma, aprobado por los desarrolladores, el lanzamiento del rover y la plataforma de aterrizaje se realizará entre agosto y septiembre de 2022. Según Roscosmos, este período se selecciona teniendo en cuenta las condiciones balísticas que permiten el lanzamiento a Marte cada dos años, dentro de dos “ventanas” de lanzamiento. La duración de cada “ventana” es de 10 días.

Etapas

Roscosmos y la ESA han estado implementando el proyecto conjunto ExoMars desde 2012. El objetivo principal de la misión es descubrir si la vida existió en Marte y si puede existir allí ahora. El programa se divide en dos etapas, la primera de las cuales se implementó en 2016, cuando la estación ExoMars-2016 se lanzó a Marte. Consistía en el vehículo orbital científico Trace Gas Orbiter (TGO) y el módulo de demostración Schiaparelli, que se estrelló durante el aterrizaje debido a un error de software.

La segunda fase de la misión ExoMars se planeó originalmente para 2018, pero luego el lanzamiento se pospuso hasta 2020. Como parte de la segunda etapa, el vehículo de lanzamiento Proton-M lanzará una nave espacial al espacio. Tendrá que entregar a Marte el módulo de aterrizaje con la estación científica autónoma “Kazachok” y el rover “Rosalind Franklin”. Según el plan actual, los dispositivos operarán en la llanura de Oxia en el hemisferio norte de Marte, donde hay canales secos.

Las fallas

“Desafortunadamente, debido a ciertos problemas con el sistema de paracaídas y la plataforma de aterrizaje, no fue posible completar el ciclo de todas las pruebas a tiempo”, dijo un vocero de la agencia rusa. “Es posible aprovechar la oportunidad y enviar los equipos probados de manera incompleta a Marte, pero a la luz de las fallas recientes de Phobos-Grunt y Schiaparelli, repetir estos errores sería una imprudencia”, añadió.

Anteriormente se supo que los expertos de Roscosmos descubrieron que dos vehículos de lanzamiento Proton-M estaban ensamblados con pernos defectuosos: los sujetadores se sobrecalentaron y perdieron fuerza.

Se suponía que uno de estos Proton-M se lanzaría en julio de 2020 como parte de la misión ExoMars, y que el segundo Protón en marzo de este año lanzaría dos satélites de telecomunicaciones Express-80 y Express-103 en órbita geoestacionaria. Reemplazar completamente todos los pernos defectuosos de los cohetes tardará unos 45 días.

 

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.