La futura estación lunar tendrá un detector de radiación y una “estación meteorológica” espacial

NASA 

NASA seleccionó los dos primeros instrumentos científicos que se colocarán en la futura estación Gateway en órbita alrededor de la luna. A bordo del dispositivo habrá un detector de radiación y un dispositivo para rastrear el clima espacial, ambos desarrollados en Europa, dice el sitio web de la NASA.

La estación Gateway

Gateway es un proyecto para establecer una estación internacional habitada en órbita lunar. Según los planes, la estación debería convertirse en el primer lugar habitado relativamente a largo plazo para personas fuera de la órbita terrestre baja. En la primera etapa, la tripulación se dedicará a investigar la luna y el espacio profundo, y en el futuro la estación también debería usarse como punto intermedio para vuelos tripulados a Marte.

La estación Gateway consta de varios módulos que se mostrarán de forma independiente en el espacio. Según el cronograma preliminar, las primeras partes de la estación comenzarán en 2022, y para 2024 estará lista la configuración mínima de dos módulos, adecuada para una corta estadía de una pequeña tripulación. Hay planes para el desarrollo de la estación hasta al menos 2028.

Los nuevos instrumentos

Los dos primeros instrumentos científicos seleccionados para Gateway fueron medidores de radiación y meteorología espacial. El primero está siendo desarrollado por la ESA, el dispositivo ayudará a evaluar el efecto de varios tipos de radiación en la salud de la tripulación. El segundo es creado por NASA y controlará las partículas que determinan el clima espacial que llega desde el lado del Sol: el viento solar.

La seguridad radiológica para el Gateway juega un papel más importante que para la ISS. Esto se debe a una serie de factores, pero los principales son la incapacidad de evacuar rápidamente a la Tierra y la falta de protección contra partículas cargadas, ya que la Luna tiene un campo magnético cien mil veces más débil que la Tierra.

El clima espacial

El clima espacial y, en particular, las erupciones solares también afectan débilmente a los astronautas en la ISS. Sin embargo, en la órbita lunar (y aún más en el camino a Marte) estos efectos serán mucho más fuertes. Dado que el plasma cósmico creado por el Sol es muy dinámico, se necesitan datos detallados sobre sus parámetros para obtener predicciones confiables durante largos períodos de tiempo.

En el futuro, la NASA elegirá una serie de dispositivos científicos para el Gateway. La Agencia prestará especial atención a las condiciones del espacio cercano a la luna y a las oportunidades de apertura de la órbita polar, lo que le permite observar regularmente los polos del cuerpo celeste, que son prácticamente inaccesibles para estudiar desde la superficie de la tierra.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Novedades

Hay señales tan claras que a veces se vuelven áridas, rígidas, tirantes. A los ríos recién se los escucha cuando ya no les queda saliva. Entonces nos toca hablar a nosotros, infelices que no creemos habiendo visto. El río Paraguay es el nuevo desoído, el siguiente muerto que nos sigue dando vida para continuar siendo hijos del rigor. Así es el ciclo ingrato del hombre contra el agua

Crónica de una sequía anunciada

El río Paraguay es el nuevo desoído, el siguiente muerto que nos sigue dando vida para continuar siendo hijos del rigor

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.