El anticuerpo que neutraliza el anterior SARS también funciona con el nuevo coronavirus

NIAID-RML 

Investigadores de los Países Bajos han descubierto que la proteína humana 47D11 neutraliza el SARS-CoV-2 en los cultivos (algo que ya hacía con el virus SARS-CoV)), evitando que se adhiera y penetre en las células. El artículo fue presentado para su revisión por Nature, y su preimpresión se puede encontrar en biorxiv.org.

Las enseñanzas del primer SARS

El SARS-CoV-2, que está causando la pandemia actual, tiene una estructura muy similar al SARS-CoV, el agente causante del síndrome respiratorio agudo severo (“SARS”), cuyo brote ocurrió en 2002-2003. Como parte de la lucha contra esa epidemia, se desarrollaron algunos posibles agentes anti-SARS-CoV, sin embargo, sus ensayos clínicos fallaron: el número de infectados disminuyó y se volvió insuficiente para tales ensayos.

Ahora Berend-Jan Bosch de la Universidad de Utrecht y Frank Grosveld del Centro Médico de la Universidad Erasmus de Rotterdam probaron los anticuerpos monoclonales de la proteína S en la superficie del primer SARS-CoV, que recibieron hace unos 15 años.

La proteína 47D11

Los anticuerpos, en particular 47D11, se obtuvieron de hibridomas de ratones transgénicos y se introdujeron en los cultivos de células de mono verde VeroE6 y células de riñón humano HEK-293T, previamente infectadas con virus de estomatitis vesicular con proteínas S de SARS-CoV o SARS-CoV- 2 en la superficie. El ensayo inmunosorbente ligado a enzimas verificó si 47D11 se unía a la proteína S de los virus.


Neutralización de partículas de virus que simulan SARS-CoV y SARS-CoV-2, anticuerpo 47D11 
Chunyan Wang y col. / biorXiv, 2020

El anticuerpo neutralizó los virus (es decir, dejaron de extenderse sobre el cultivo) en la mitad de los casos cuando se administró a una concentración de 0.19 y 0.57 mg/ml, respectivamente. Un ensayo inmunosorbente ligado a enzimas reveló qué parte de la proteína S está unida a 47D11. Esto resultó ser el sitio S1B por el cual la proteína viral se une a la proteína ACE2 (ACE-2, enzima convertidora de angiotensina 2) en la célula humana.

47D11 es el primer anticuerpo humano capaz de prevenir la penetración de SARS-CoV y SARS-CoV-2 en la célula y así detener la infección. En teoría, no solo puede proteger a aquellos que aún no han sido infectados, sino que también ayuda a los pacientes a deshacerse del virus.

Se busca farma

Los investigadores actualmente están buscando una compañía farmacéutica que esté lista para realizar ensayos clínicos de 47D11. Tardarán al menos unos meses. Es probable que el anticuerpo pueda usarse con fines de diagnóstico. En teoría, puede crear sistemas de prueba con él que le permitirán identificar la presencia del nuevo coronavirus en una persona sin salir de su hogar.

Sin embargo, la vacuna, según los autores, tendrá que esperar más tiempo y su anticuerpo no se convertirá en su componente (generalmente las vacunas contienen proteínas virales o fragmentos más grandes de partículas virales, y no anticuerpos contra ellas).

Es posible neutralizar no las proteínas del virus, sino las proteínas de las células a las que se une. En este sentido, es particularmente alentador que, además de la proteína ACE2 en la superficie de las células humanas, el SARS-CoV-2 también interactúa con la proteína CD147.

Ya existe un anticuerpo para esta proteína, ya que también sirve como objetivo para el plasmodium palúdico, un agente causal conocido desde hace mucho tiempo de otra enfermedad. Ha comenzado la prueba de su efectividad y seguridad para combatir el COVID-19.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Novedades

A pesar de la crisis económica que acecha a América Latina por la pandemia, varios países intentan paliar algunos de sus efectos a través de fondos para la investigación y el desarrollo tecnológico en COVID-19, sin que eso signifique necesariamente una vinculación entre las investigaciones científicas y las decisiones políticas.

Pese a crisis, Latinoamérica financia investigación en COVID-19

Nuestros países han destinado recursos adicionales para proyectos de investigación en ciencias. Sin embargo, estos apoyos enfrentan complejidades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.