El pangolín vuelve a convertirse en el principal sospechoso del origen del nuevo coronavirus

Wikimedia Commons 

Los investigadores lograron encontrar nuevos familiares de SARS-CoV2 en pangolines javaneses traídos ilegalmente a China. El cribado metagenómico reveló dos líneas de coronavirus pangolínicos, que pertenecen al mismo grupo que el virus murciélago RaTG13 y el propio SARS-CoV2 encontrados anteriormente. La porción clave de la proteína S de una de las líneas casi coincide con la del SARS-CoV2, los autores atribuyen esto a la evolución paralela o recombinación.

La preimpresión apareció en Biorxiv.org el 18 de febrero, pero ahora el artículo ha sido aceptado para su publicación y está disponible en Nature. Debido a la necesidad de un intercambio rápido de información sobre el tema de COVID-19, este trabajo salió en un modo acelerado y puede contener imprecisiones.

Los pangolines

Las escamas de los pangolines, a pesar de estar en riesgo de extinción, se usan activamente en la medicina china, y la carne de estos animales se valora como un manjar en la cocina local. La importación ilegal de pangolines es masiva: hace algunos meses 28 toneladas de escamas de estos animales fueron encontradas en la aduana de Singapur.

Un estudio de los genomas del coronavirus durante la pandemia de COVID-19 sugirió que el tráfico masivo podría ser peligroso no solo para los pangolines, sino también para los humanos. Incluso al comienzo de la epidemia, se sabía que todos los primeros pacientes con COVID-19 estaban asociados con el mercado de Wuhan, y según una versión, el virus se introdujo junto con algunas especies silvestres vendidas allí, por lo que los pangolines se encontraban entre los sospechosos.

Una investigación previa

El año pasado, incluso antes del brote, se publicó un artículo sobre los metagenomas de 11 pangolines de Java (Manis javanica), en el Centro de Rescate de Vida Silvestre de Guangdong. Este fue uno de los primeros estudios sobre la diversidad viral de los pangolines y, entre otras cosas, los investigadores encontraron en ellos fragmentos de ARN similares a la parainfluenza y los coronavirus.

Debido a la epidemia de COVID-19, estos datos fueron recogidos y revisados, e intentaron recolectar el borrador del genoma del coronavirus pangolín de ellos. El 7 de febrero de 2020, apareció información en el sitio web de la Universidad del Sur de China de que este genoma coincide con el SARS-CoV2 en un 99%, pero más tarde, después del lanzamiento de la preimpresión el 20 de febrero, resultó que hubo un malentendido por la prisa: no estábamos hablando del genoma completo, sino solo del dominio clave de la proteína S, y el genoma en su conjunto coincidió en un 90.2%.

El nuevo estudio

Ahora, científicos de la Universidad de Hong Kong y la Universidad de Shantou realizaron un análisis independiente de metagenomas de los pangolines javaneses. Como muestras, utilizaron los tejidos de 18 animales incautados de comerciantes ilegales en 2017-2018 en el sur de China en Guangxi.

La secuenciación de ARN detectó coronavirus en cinco de ellos (seis muestras de tejido). Con base en datos genómicos, los autores del artículo hicieron un análogo de una prueba de laboratorio y verificaron otros 12 pangolines: tres de ellos también tenían coronavirus en sus tejidos pulmonares.

Además, los autores recolectaron genoma de coronavirus de los tejidos de pangolín, extraídos de manera similar en Guangdong en marzo de 2019, y al mismo tiempo reconstruyeron el genoma del virus a partir de datos del trabajo de septiembre. En total, tenían en sus manos 8 genomas de virus completos o casi completos: seis, por el número de muestras, de Guangxi y dos de la provincia de Guangdong.


Árbol filogenético de coronavirus, en el que la posición de los virus pangolín está marcada con puntos rojos
Lam et al. / Nature 2020

Dos posibles orígenes

Los nuevos genomas confirmaron una vez más la ubicación de los virus de pangolín en relación con el SARS-CoV2 en el árbol filogenético: más lejos que el virus del murciélago de herradura RaTG13, pero más cerca que todo lo demás. De manera similar, se confirmó que el sitio de unión al receptor ACE2 en los virus de pangolín es muy similar al SARS-CoV2, mientras que en general los nuevos genomas coinciden con él en un 85.5%-92.4%.

Los autores ofrecen dos escenarios que pueden explicar esta coincidencia. Las proteínas ACE2 en humanos son más parecidas a las ACE2 de los pangolines que a las de los murciélagos. Es vital que el virus se una bien a esta proteína, por lo que las mutaciones que contribuyen a que esto ocurra fácilmente, mientras que el resto del genoma cambia más lentamente. Como resultado, dos virus relativamente distantes pueden adquirir las mismas mutaciones como adaptaciones a receptores ACE2 similares.

Según la segunda versión, uno de los representantes de la línea a la que pertenecen los virus en cuestión y sus parientes aún desconocidos podría haberse recombinado, en esta los dos virus intercambiaron sitios de proteína S, que aparecen dentro del mismo huésped. Los autores no pueden indicar con precisión la opción más probable, pero esperan que el enigma se resuelva a medida que haya nuevos datos disponibles.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Novedades

A pesar de la crisis económica que acecha a América Latina por la pandemia, varios países intentan paliar algunos de sus efectos a través de fondos para la investigación y el desarrollo tecnológico en COVID-19, sin que eso signifique necesariamente una vinculación entre las investigaciones científicas y las decisiones políticas.

Pese a crisis, Latinoamérica financia investigación en COVID-19

Nuestros países han destinado recursos adicionales para proyectos de investigación en ciencias. Sin embargo, estos apoyos enfrentan complejidades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.