Graves complicaciones clínicas en tres recién nacidos de madres con la COVID-19

Lingkong Zeng y col. / JAMA Pediatrics, 2020

 

Con el aumento en el número de casos a nivel mundial, el número de mujeres embarazadas y niños con la Covid-19 también está en aumento. Por esta razón, médicos de Wuhan mostraron la posibilidad de transmisión por coronavirus a los recién nacidos de madres con la enfermedad y detallaron las graves complicaciones clínicas que podrían sufrir los neonatos. El estudio a 33 bebes se publicó en JAMA Pediatrics. 

Anteriormente, se informó que las mujeres embarazadas con diagnóstico confirmado de la Covid-19 tenían a bebes sanos, pero aquellos datos se obtuvieron en una muestra más pequeña al inicio de la pandemia

A medida que se identifican más casos nuevos de Covid-19, se aclaran las características de esta infección. Si al comienzo de la epidemia se creía que la enfermedad afectaba principalmente a personas de edad avanzada y se desarrollaba de forma menos inquietante en personas jóvenes, hoy resulta que las personas de mediana edad también son bastante susceptibles a ella y que a menudo necesitan ventilación mecánica. Además, durante mucho tiempo, no se conocieron casos graves de la enfermedad en niños, y los primeros informes sobre el estado de las mujeres embarazadas infectadas y sus hijos no contenían ninguna mención de infección en los recién nacidos.

Ahora, los empleados del Hospital de Niños de Wuhan han presentado un informe sobre 33 casos de partos en mujeres con infección por coronavirus (que se detectó por pruebas de PCR del frotis de la nasofaringe y del ano) y atención posnatal desde enero a febrero de 2020. Cada mujer de este estudio dio a luz a un único hijo. 

El hallazgo

El virus SARS-CoV-2 se detectó en tres bebés de los 33 recién nacidos de las madres con Covid-19. Todos ellos nacieron como resultado de una cesárea, ya que sus madres presentaron neumonía y debido a otros problemas requirieron este procedimiento. Uno de los niños enfermos nació prematuro (31 semanas).  El síntoma más común fue la dificultad para respirar.

A los tres bebés se les detectó el virus desde el segundo al cuarto día después del nacimiento, pero el virus ya no era detectable por pruebas de laboratorio al sexto día (o séptimo en uno de los casos). En uno de los bebes la neumonía se manifestó desde el nacimiento, en el segundo caso el bebe presentó letargo y vómitos. Este diagnóstico fue confirmado por radiografía de tórax y tomografía computarizada.

Además de la neumonía, dos de los recién nacidos presentaron fiebre y aumento de sus leucocitos (recuento de glóbulos blancos alto) en sangre. El bebe que nació de 31 semanas de embarazo necesitó de reanimación y presentó sepsis, que fue tratada con antibióticos y que resolvió los síntomas al día 14 de vida después del tratamiento. En la unidad de cuidados intensivos, pasaron 2, 4 y 11 días (el bebé prematuro, que también necesitaba ventilación mecánica). Todos sobrevivieron.

Se desconoce cómo los niños se infectaron con el SARS-CoV-2 y cuándo sucedió, si fue antes o después del nacimiento. Los autores del estudio señalan que las medidas para prevenir la infección durante la estancia de las madres en el hospital y el parto fueron muy estrictas, por lo tanto, es poco probable que la infección de los niños ocurriera en un centro médico.

Por lo tanto, los investigadores concluyen que es crucial evaluar a las mujeres embarazadas e implementar medidas estrictas para el control de infecciones, la cuarentena de las madres infectadas y una estrecha vigilancia de los recién nacidos en riesgo de Covid-19.

Lo que opinan los especialistas

En los comentarios en la página del artículo científico, la inmunóloga molecular Saba Alzabin de Nabta Health llama la atención sobre el hecho de que todos los infectados nacieron mediante cesárea y los síntomas aparecieron solo dos días después del nacimiento. Esto, en su opinión, puede indicar que pudo ser una infección nosocomial. En el estudio se menciona que en un caso se mostró síntomas de inmediato, sin embargo como lo mencionan en la discusión del estudio, el bebe más enfermo puede haberse complicado por prematuridad, asfixia y sepsis, en lugar de ser síntomas iniciales de infección por SARS-CoV-2. Pero es probable que las fuentes del virus en los tractos de las vías respiratorias superiores y anos de los recién nacidos fueran de origen materno, por lo que estos investigadores señalan que la trasmisión vertical  y transmisión fetal no se puede descartar todavía. 

Resulta que la enfermedad de la Covid-19 puede ser de difícil manejo clínico al causar fiebre y neumonía severa, incluso en los pacientes más pequeños, y en este caso es probable que se puedan llegar a infectar por las madres. Sin embargo, el mecanismo de infección aún está por conocerse y esclarecerse en posteriores estudios.

Recientemente, los científicos chinos evaluaron la efectividad de las medidas tomadas en Wuhan para frenar la propagación del virus, y concluyeron que sin ellos, el número de casos en China fuera de esta ciudad sería un 96 por ciento más alto.

 

 Tania Valbuena

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.