Experimento confirma que el SARS-CoV-2 también se transmite a gatos y hurones

Pixabay 

Un trabajo publicado en la revista Science confirma la capacidad de los gatos de infectarse con el SARS-CoV-2 y transmitirlo a otros gatos. Además de ellos, el virus pudo infectar hurones, pero otras mascotas probadas eran casi insensibles al patógeno.

El virus y los felinos  

El hecho de que los gatos pueden infectarse con SARS-CoV-2 apareció en febrero, pero ahora esta hipótesis está confirmada por varios estudios. En ellos, a diferencia de otros animales domésticos, los receptores ACE2 son muy similares a los de los humanos.

Hace solo unos días se supo que un tigre se había infectado con el novel coronavirus en un zoológico de Nueva York. Al mismo tiempo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. recomendaron que las personas infectadas limiten su contacto no solo con las personas, sino también con las mascotas para no infectarlas.  

Determinar el rango de animales susceptibles al SARS-CoV-2 ayudará no solo a proteger a sus mascotas, sino que también es posible encontrar un huésped intermedio del que el virus haya llegado a los humanos.

El estudio

Por eso Jianzhong Shi y sus colegas del Instituto de Investigación Veterinaria Harbin decidieron probar experimentalmente si diferentes mascotas eran susceptibles al SARS-CoV-2 y, de ser así, sí podían infectar a una persona. Probaron con hurones y gatos como los animales con una estructura ACE2 más cercana la nuestra; también hicieron lo mismo con perros, cerdos, pollos y patos. Los virus fueron colocados en la nariz de los animales, y unos días después observaron si el ARN viral aparecía en sus tejidos.

Los hurones y los gatos resultaron ser los más susceptibles al SARS-CoV-2. En el primero, el virus pudo multiplicarse en el tracto respiratorio superior, pero no causó una enfermedad grave y no condujo a la muerte. Por otro lado, se encontró ARN viral en gatos en el tercer y sexto día, no solo en el tracto respiratorio superior, sino también en los pulmones, y los estudios histológicos de estos órganos mostraron daño.

Además, pudieron transmitir el virus entre sí. Esto se probó en tres pares de animales en los que los virus fueron inoculados en un animal y el otro simplemente vivía en una celda adyacente al animal infectado, separados por una abertura de cuatro centímetros.

Contagiados

Una semana después, el virus se detectó en hisopos de la nariz de uno de los gatos vecinos, y después de tres semanas, también se encontraron anticuerpos contra el virus. Esto sugiere que los gatos son susceptibles al SARS-CoV-2 y pueden transmitirse el virus entre ellos por medio de gotitas en el aire.


En un experimento por parejas, uno de los tres gatos infectó a su vecino (pareja 3): unos días después del inicio del experimento, ella tenía ARN viral en sus muestras nasales (E), y tres semanas después, anticuerpos contra el SARS. CoV-2.

Otros animales probados fueron completamente inmunes al virus o reaccionaron mal: en algunos perros, el ARN viral se encontró solo en las heces, pero en ningún otro lugar. La investigación actualizada y las últimas noticias sobre el coronavirus SARS-CoV-2 se pueden monitorear en detalle en el siguiente enlace.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.