No fue uno, fueron dos los grupos de monos que navegaron a Sudamérica hace 35 millones de años

Erik R. Seiffert et al. / Science, 2020

Hace unos 35 millones de años, no solo los simios de nariz ancha emigraron a África desde América del Sur, sino también parientes del parapithecus. De acuerdo a una investigación publicada en Science, tal migración intercontinental se llevó a cabo no por dos grupos de mamíferos (roedores del grupo Caviomorpha y monos de nariz ancha), sino por tres.

Continentes separados

Hace casi 100 millones de años América del Sur perdió sus conexiones terrestres con otros continentes. Sin embargo, los mamíferos cuyos parientes más cercanos viven en África se encuentran en este continente: representantes de las parvidas Caviomorpha (roedores del suborden del puercoespín) y Platyrrhini (monos de nariz ancha).

Dado que el Océano Atlántico no era tan ancho como lo es ahora, los científicos sugieren que estos animales llegaron a América del Sur en balsas naturales hace unos 35-45 millones de años. Entonces, la distancia entre este y África era de 1.500 a 2.000 kilómetros.

Anteriormente en Perú, a 7,5 kilómetros al sur de la frontera con Brasil, a orillas del río Zhurua (región de Ucayali), se encontraron los restos de un animal, que, presumiblemente, forma parte del grupo de monos de nariz ancha (más cerca de su ancestro común que los monos existentes en este grupo).

El hallazgo

Ahora paleontólogos de varias universidades en Argentina y Estados Unidos, liderados por Kenneth Campbell Jr. del Museo de Historia Natural de Los Ángeles, presentaron los resultados de nuevas expediciones relacionadas con el área.

Los científicos han descrito cuatro molares de un primate previamente desconocido. La edad de los hallazgos se estimó en 32 a 35 millones de años. Su dueño recibió el nombre latino Ucayalipithecus perdita, el nombre genérico significa “mono de Ucayali”.

Los molares de Ucayalipithecus se compararon con los dientes de los monos de nariz ancha extintos Panamacebus transitus y Perupithecus ucayaliensis (estos últimos se encontraron en el mismo lugar que el Ucayalipithecus), el moderno mono de tres lineas de nariz ancha (Aotus trivirgatus), así como Abuqatrania paraiopetos basiodontos y Qatrania wingi del territorio del Egipto moderno y varios otros.


La probable posición de Ucayalipitecus en el árbol filogenético de los primates.
Erik R. Seiffert y col. / Science, 2020
 

El nuevo pithecus

Resultó que los dientes del Ucayalipithecus tienen una forma más cercana a los dientes de los monos parapithecus que a los dientes de los de nariz ancha. Los parapithecus a menudo se consideran un grupo hermano de los monos de nariz ancha y nariz estrecha.

Si el Ucayalipithecus perdita es parte de la familia Parapithecidae, resulta que dos grupos de monos emigraron a Sudamérica desde África hace unos 35 millones de años, y no uno, como se pensaba anteriormente.

Los autores señalan que tanto los monos de nariz ancha como los monos parapithecus tenían que tener una gran plasticidad ambiental y conductual para cambiar rápidamente a alimentos desconocidos en el nuevo continente, y probablemente tenían dispositivos que les permitían superar decenas de cientos de kilómetros a través del mar sin agua fresca.

Probablemente, tal resistencia era característica de muchos simios y tal vez fue ella quien los ayudó a sobrevivir a muchos cambios impredecibles en las condiciones del Paleógeno (hace 65–23 millones de años) y se extendió por los continentes.

Los bosques de la Amazonía son un lugar donde, además de los animales fósiles, se encuentran muchas nuevas especies modernas. En 2014-2015, se encontraron organismos previamente desconocidos allí en promedio cada dos días.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Novedades

Nuestro reportero del futuro Juan Scaliter, autor de "Exploradores del futuro" y "La Ciencia de los Superhéroes", viaja cinco años hacia adelante y nos envía la primera de sus historias sobre todo lo que presencia desde la perspectiva de una familia común y corriente.

La otra vida de Pi: el transporte del 2025

Al cumplirse casi cinco años de iniciada la pandemia, los autos privados son prohibidos, la inteligencia artificial invade el transporte, y la energía solar amenaza a la energía eléctrica

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.