Ha pasado más de medio siglo desde el día en que el cuerpo de la primera persona fue criogenado en California, después de haberlo enfriado a menos de -70 grados centígrados. Este hombre era James Bedford, profesor de psicología en la Universidad de California. Bedford, un paciente con cáncer incurable, respondió a una propuesta de la California Cryonics Society, que prometió congelar el cuerpo del primer voluntario sin cargo después de su muerte.

Una helada inmortalidad

¿Qué es la criónica y es posible encontrar la inmortalidad en nitrógeno líquido?