Científicos japoneses usaron células musculares cardíacas derivadas de las células madre de un macaco para curar los corazones dañados de otros cinco congéneres.  Esto demuestra que, algún día, usar células madre de un donante será un tratamiento viable para regenerar órganos de víctimas de ataques cardíacos —un enfoque que podría reducir significativamente el tiempo y gastos que generan los tratamientos el desarrollo de células madre individualizadas.

Con células madre regeneraron corazones de cinco macacos