Como si las baterías que explotan en los móviles no fuesen suficiente peligro ligado a los artefactos que llevamos con nosotros la mayor parte del día, un nuevo estudio en Canadá sacó a la luz una nueva amenaza —y el alcance de este problema es mucho mayor. Tras examinar 400 copias o imitaciones de cargadores de iPhone adquiridos  en línea, más de un 99% de dispositivos fallaron un test de seguridad básico, con solo tres de ellos ofreciendo suficiente aislamiento para proteger al usuario de una descarga eléctrica.

¿Usas una copia de cargador de iPhone? Déjala de inmediato