El glioblastoma es considerado el tumor cerebral más común y maligno, y tiene recaídas frecuentes. La extirpación quirúrgica del tumor, seguida de radiación y quimioterapia suele recortar la vida de los pacientes, de ahí que un método que prolongue la vida significa mucho para ellos, tanto como para los expertos en el campo. Un tratamiento características similares al referido nuevo método podría ser la temozolomida, que apareció hace 15 años. Esta es capaz de dañar el ADN del tumor, previniendo la división de las células cancerígenas y desencadenando su muerte. La eficacia de este fármaco, sin embargo, es limitada y variable.

El tratamiento que alarga la vida de pacientes con cáncer cerebral